NaNoWriMo 2013: la Programación

[Enlace para tener juntas todas las entradas sobre cómo preparar el NaNoWriMo.]

Quinto: la Programación

Estas entradas están enfocadas a lo que podemos hacer antes de empezar el NaNoWriMo para que cuando llegue noviembre, no perdamos el tiempo en pensar nuestra historia y podamos directamente escribir y escribir y escribir y beber siete litros de café y escribir y escribir etc.

A estos momentos de escritura continua les voy a llamar MEP (Momento de Eficiencia Palabril) y es un concepto que me he sacado de la manga, pero creo que es muy importante a la hora de programar la escritura de nuestra novela. El MEP, básicamente, son la cantidad de palabras que podéis escribir en una hora. La clave está en que las personas muy muy rara vez somos capaces de escribir una hora sin parar, así que al decidir dedicarle, por ejemplo, una hora al día al NaNoWriMo, los resultados de esa hora pueden ser muy variables. Para tener una idea realista de cómo podemos planificar bien nuestro tiempo, vamos a calcular primero nuestro MEP personal.

Y lo vamos a hacer de esta forma:

  • Coged un libro, un periódico, o cualquier otro texto, y reescribidlo con en el programa que vayáis a usar durante el NaNoWrimo. Escribid durante 5 minutos. No hace falta que esos 5 minutos estéis con los dedos pegados a las teclas, todas vuestras pequeñas manías se deben tener en cuenta para un cálculo realista, no es un concurso.
  • Al final de esos cinco minutos contad las palabras que habéis hecho. Para que sirva de ejemplo, vamos decir que habéis conseguido escribir 150 palabras en 5 minutos, que está muy bien.
  • Ahora, vamos a calcular las palabras por hora, para ello multiplicamos las palabras que hemos escrito en 5 minutos por diez: 150 x 10=1.500 palabras a la hora, este es nuestro MEP.

Y probablemente alguien se dará cuenta de que una hora tiene 12 divisiones de 5 minutos, ya tenía que salir el listo, lo que pasa es que he descontado 10 minutos de cada hora porque:

  1. Las normas de seguridad y salud demandan unos 10 minutos de descanso ocular por cada hora de trabajo, siendo prevencionista uno de esos títulos maravillosos que tengo por ahí aparcados, me resulta obligatorio tenerlo en cuenta.
  2. Rara vez vais a conseguir escribir una hora completa: os levantaréis al baño, a por un café, lucharéis por quitaros el rabo de vuestro gato de la cara, recibiréis una llamada de teléfono, etc.

De hecho, si el lugar donde os planteáis escribir tiene muchas distracciones, quitadle otros 5 minutos, es decir, habrá que multiplicar las palabras escritas en 5 minutos por nueve: 150 x 9=1.350 palabras/hora MEP.

Si os dais cuenta, con un MEP de solo 1.350 palabras, en una hora al día estáis cerca de lograr las 1.667 palabras al día de media que son necesarias para superar el reto. Es decir, con escribir dos horas al día incluso os sobrará tiempo.

Pero aquí hay otro problema, mucha gente no tiene dos horas al día todos los días, así que hay que organizarlo de otra forma.

Planificación Semanal

Ya que aún no ha empezado el NaNo, observad lo que hacéis en un día normal de trabajo, observad con atención, si tomáis notas mejor: no solo hay que ir a trabajar, también hay que coger el coche, ir a hacer recados, ducharse, lavar la ropa o fregar el baño, atender a la pareja/perros/niños…

Todas estas obligaciones a menudo toman preferencia sobre un reto como el NaNoWriMo que, en el fondo, solo nos recompensa con satisfacción personal y amor propio (y quién necesita de eso, ¿eh?).

Mucha gente cree que puede dedicarle unas horas a su novela al final del día, cuando las prioridades anteriores están cumplidas. Sin embargo, para la mayoría de las personas esto no es realista, al final del día puede que no tengan tiempo o estén demasiado cansadas para pensar en su historia. Hay que plantearse con realismo el tiempo que tenemos al día y buscar huecos con antelación. En vez de dejarlo para última hora, levantaos media hora antes si os veis capaces, preparad el desayuno y sentaos frente al ordenador antes de ir a trabajar, eso es la mitad de un MEP, unas 675 palabras, menos de la media que necesitáis para ganar, pero más de lo que conseguiríais si no escribís nada ese día porque por la tarde estáis demasiado cansados.

También hay que aprovechar los días de fin de semana y fiestas que podáis permitiros. Esos son días en los que podéis trabajar durante horas y horas, ganando palabras sobre la media en caso de que en el futuro podáis encontraros algún impedimento, o para recuperar las palabras perdidas durante la semana laboral.

Calculad, si en un fin de semana tenéis seis horas completamente vuestras para escribir, con un MEP de 1.350 eso son 8.100 palabras en un finde, hay 4 fines de semana este noviembre, ya son 32.400 palabras, más de la mitad del reto se puede superar escribiendo solo los fines de semana. Y con medio MEP por cada día laboral tan solo: 675 x 20=13.500.

Es decir: 13.500+32.400=45.900

Y nos faltan todavía 4.100 palabras, pero no pasa nada, que no cunda el pánico, porque no he contado ni el 1 de noviembre (que es festivo), ni el 30 (que es sábado), con tres horas al día tendremos otras 8.100 palabras, superando el reto con 4.000 palabras de sobra 😀

Como he dicho, esto es un ejemplo, que cada cual se adaptará según sus circunstancias.

Programación Mensual

  • Poned un buen calendario de noviembre frente a vosotros, uno de esos grandes donde podáis escribir dentro de cada día.
  • Señalad con claridad las fechas más favorables y menos favorables para escribir que conozcáis con antelación, poned colorines, o la cantidad de palabras/horas que queréis hacer en esos días.
  • Marcad vuestros hitos personales (como que queréis hacer 25.000 palabras para el día 13).
  • Cualquier posible imprevisto se recogerá en el acto y se recalculará el calendario.

En mi experiencia es mejor programar más horas los primeros días, porque siempre se empieza con más ganas y se pueden rellenar un montón de palabras sin que nos demos cuenta. Los días siguientes serán más de luchar y acomodarse a una rutina, pero una vez creada esta rutina las cosas volverán a ir más suaves. Esta montaña rusa hay que acomodarla también a nuestras previsiones.

Tampoco está demás avisar a familiares/amigos/gatos de que puede que estéis ocupados esos días. Regalad un videojuego nuevo a vuestros hijos/pareja para que os dejen en paz. Comprad comida con antelación. No abráis la puerta a desconocidos (a los conocidos sólo si os traen más comida). ¡Y divertiros!

 

NaNoWriMo 2013: Personajes y Argumento

[Enlace para tener juntas todas las entradas sobre cómo preparar el NaNoWriMo.]

Cuarto: Personajes y Argumento

Antes que nada voy a dejar aquí este archivo en excel que hice hace ya un par de NaNos.

Contiene una especie de esquema de datos de la novela, incluido la cuenta de las palabras, con una gráfica, fichas de personajes, etc. Sirve bastante bien como hoja de consulta y referencia, me inspiré para hacerla en otra hoja que alguien subió a una página de LiveJournal hace años y que perdí, así que rehice otra para mí:

NANOWRIMO_FICHA

Si tenéis dudas sobre lo que representan las casillas preguntadme, ya que la hice pensando en mis propias historias, así que no todo sería aplicable. También podéis rehacerlo a vuestro gusto y compartirlo por ahí 🙂

Ahora bien, vamos a seguir con las dos partes más importantes de cualquier historia: los personajes y el argumento.

Personajes

Ya he escrito algunas entradas sobre personajes para al NaNoWriMo y construir personajes en general. Abreviando, de cara al NaNo probablemente más que tener personajes sólidos lo mejor es tener muchos personajes, primar la cantidad antes que la calidad, como Kubo Tite y GRR Martin saben no hay nada como meter un mogollón de personajes en una historia para alargarla a lo tonto.

Cada personaje necesita: Seguir leyendo “NaNoWriMo 2013: Personajes y Argumento”

NaNoWriMo 2013: la historia

Preparando el NaNoWrimo 2013, entrada previa aquí.

Segundo: empezar con la historia

Este apartado va dedicado a quienes no tienen nada aún, ni siquiera una idea, ahora la tendréis (si necesitáis buscar ideas, aquí tengo una entrada al respecto).

Ya he escrito antes como la base de una novela está en el conflicto (y sí, sé que se pueden hacer historias sin conflicto, pero dudo que puedan alargarse más de 50.000 palabras sin acabar matando de aburrimiento a alguien). Esta técnica la he usado ya tres veces con éxito para hacer el reto 24 horas-cómics (si tenéis curiosidad, aquí esta el cómic que hice este año: El Castillo) y es la cosa más simple del mundo.

Vamos a elegir ahora:

  • Protagonista: es quien/que lleva la historia en la mayor parte de los casos, esa historia está orientada a un Objetivo que el Antagonista no quiere que el Protagonista alcance.
  • Antagonista: por la razón que sea, no quiere/permite que el Protagonista alcance su objetivo.
  • Conflicto: la raíz del Conflicto es el Objetivo común u opuesto entre Protagonista y Antagonista, y lo que rellenará páginas y páginas de la historia.

Coged vuestras notas y escribid esos tres puntos, solo necesitáis una frase (de hecho, recomiendo solo una frase para definirlos con claridad al principio, luego, ampliáis la frase según surjan más detalles). Si elegís esos tres puntos ya tenéis varios miles de palabras así de la nada. Estos tres puntos son la primera piedra de vuestra historia, sé que no parecen mucho, del mismo modo que una piedra es una piedra, pero a partir de pueden brotar nuevos personajes, objetivos y conflictos con los que podréis llenar páginas sin pensar.

Incluso si ya tenéis una idea, o parte de vuestra historia desarrollada en la cabeza. Esquematizar y escribir con claridad quién es quién, cuál es su principal Objetivo, los puntos de Conflicto, etc., ayuda mucho a tener una visión clara de la historia en la que os estáis metiendo, porque, en noviembre, no vais a tener tiempo de desentrañar aquellos puntos que no llevéis bien definidos.

Os dejo los tres puntos que he definido para mi historia, como ejemplo:

  • Protagonista: [Sin Nombre Aún], niña con poderes elegida para salvar a su pueblo de sus enemigos.
  • Antagonista: [Sin Nombre Aún], ser sobrenatural que quiere usar los poderes de la niña para sus propios propósitos.
  • Conflicto: la niña no quiere obedecer al ser sobrenatural.

Si necesitáis más detalles, esta es otra entrada donde amplio cómo desarrollar el argumento de cara al NaNo.

 

NaNoWriMo 2011: Fichas de personajes

Para ganar el NaNoWriMo, crear personajes como un niño come caramelos es la forma más fácil de rellenar páginas y paginas y paginas, cada personaje tiene una descripción, una historia, un objetivo, un desenlace, etc. Se pueden hacer grandes épicas en base a un solo personaje. El problema es, que hay que crearlos, pero con una buena idea de los personajes que queremos y cómo los queremos en base a nuestra historia, no debería ser tan difícil, ¿verdad?

Fichas de personaje

En una entrada anterior ya hable de cómo crear personajes y un truco de mi propia cosecha para darles mas profundidad que el que ofrecen las típicas Fichas de Personaje, planteándonos el mismo en tres capas como mínimo.

Vale, para el NaNo olvidad la mitad de cosas que dije entonces. Haced una ficha para vuestros personajes, cuantos más datos absurdos mejor, cada pequeño detalle de su vida no nos da necesariamente una visión más profunda del mismo, pero es un relleno más que aceptable en el NaNo.

Os ofrezco un ejemplo de ficha de personaje:

Información general:

Nombre:       Apodo:

Edad:     Sexo/Género:  Raza/Etnicidad:

Nacionalidad:

Objetivos (en la historia):       Papel(su función básica en la historia):

Transfondo:

Estudios:   Familia:

Trabajos/Oficios:   Amigos:

Residencia:   Aficiones:

Habilidades:   Orígenes:

Físico:

Pelo:   Ojos:

Piel:   Constitución:

Altura:   Voz/Acentos:

Rasgos característicos:   Enfermedades/Trastornos:

Psíquico:

Personalidad aparente:   Personalidad oculta:

Carácter:   Vicios/Manías:

Fortalezas:   Moral:

Rasgos característicos:   Enfermedades/Trastornos:

Relleno:

(Bueno, puede que algunos de estos datos no sean relleno si no parte importante de su carácter/la trama)

Estilo de ropa más habitual, comida favorita, ¿fuma/bebe?, primera pareja (si tuvo) ¿quién fue y por qué lo dejaron?, color favorito, de qué lado de la cama se levanta, qué hace antes de acostarse, zurdo/diestro, joyas/maquillaje/tatuajes, qué coche tiene, a quién quería parecerse cuando era peque, qué canciones escucha cuando se enfada o está triste, etc. Podéis poner lo que se os ocurra.

Rellenar la ficha

Obviamente, una vez tenemos la ficha, lo que nos toca hacer es rellenarla. ¿Como? Bueno,  si no tenéis una idea básica para los personajes que queréis, podéis usar cualquier método ya discutido en la primera entrada sobre las ideas. En caso de emergencias creo que lo mejor es coger un generador aleatorio (o papeles dentro de un bol) e ir rellenando los huecos según las cosas que salgan, acabaréis antes y, con la búsqueda al azar, puede que hasta encontréis ideas nuevas que no os habíais planteado.

Crear un elenco de personajes

Podéis plantearos una plantilla mínima de personajes para empezar:

  1. Protagonista
  2. Aliado del protagonista
  3. Antagonista
  4. Aliado del antagonista
  5. Fuente de información que ayuda al protagonista
  6. Fuente de desinformación que confunde al protagonista
  7. Comodín (este personaje puede encuadrarse en cualquier papel, puede hacer cualquier cosa que el autor quiera que haga, a menudo sirve para crear intriga con el lector porque nadie sabe si es de los buenos, de los malos, asuntos propios o pasaba por allí).

Esos son ya siete (7) personajes, así, de la nada, cada uno con su historia, sus rarezas, sus objetivos y sus páginas llenas de deliciosas letras para ganar el concurso. Podéis crear varios protagonistas (aunque en condiciones normales se considera que manejar muchos personajes principales es difícil, esto es NaNoWriMo, ¡intentadlo!), muchos aliados del antagonista principal, varios secundarios cotillas o bocazas que hablen mucho, un par de comodines por ahí para crear suspense…

 

A la hora de escribir vuestra novela para el NaNo, podéis empezar con los personajes o con la historia, haced una ficha rápida, con lo primero que se os pase por la cabeza, o un guión básico para la historia, cuando lo tengáis os daréis cuenta de cómo tanto los personajes como el argumento empezarán a moverse como con vida propia, solo necesitan una ayudita de vez en cuando para coger carrerilla. No os preocupéis por la coherencia, no os preocupéis por los agujeros en la trama, eso es para la edición en diciembre. En noviembre, solo existe el escribir.

NaNoWriMo 2011: Construir un argumento desde cero

Para el NaNoWriMo vamos a reducir el argumento a su mínima expresión.  En realidad, un argumento complejo nos viene mejor ya que podremos rellenar palabras y palabras sin darnos cuenta, pero estoy basando esta serie en el hecho de que no tenemos nada para empezar, así que el argumento se hará más elaborado de forma progresiva.

Los tres elementos claves

Para crear el argumento mas simple necesitamos tres elementos:

  • Un protagonista
  • Un antagonista
  • Un conflicto

Me meteré con los personajes en la próxima entrada, pero la base de estos tres elementos es que en toda historia ha de haber como mínimo alguien que quiera algo (tan concreto/indeterminado o transcendental/inútil como consideréis oportuno), este es el protagonista; alguien que quiera algo que sea incompatible con el “algo” del protagonista, este es el antagonista. El conflicto es el punto intermedio donde el deseo de ambos personajes se cruza.

El final deberia resolver este conflicto (también se puede dejar abierto, pero la impresión que debemos trazar durante toda la historia es que el conflicto puede resolverse, si no va a quedar algo raro, el NaNoWriMo puede emplearse para hacer experimentos, pero tenéis que tener cuidado, el miedo a no saber seguir o la incomprensión sobre cómo desarrollar la trama deja mas gente fuera, incapaz de cumplir sus objetivos, que la falta de tiempo o el cansancio).

Ejemplo:

Sonia quiere una piruleta, la piruleta esta en un armario alto donde Sonia no llega. Sonia busca maneras de alcanzarla. Al final:

  • Sonia consigue la piruleta.
  • Sonia no consigue la piruleta.

Aquí, Sonia es la protagonista.

El armario alto, el antagonista.

La lucha por llegar a lo alto, el conflicto.

Escribir el final primero

Esta idea suele asociarse con historias de misterio con “sorpresa final” estilo Shyamalan, pero creo que, respecto a métodos para evitar quedarse sin nada que escribir, es el mejor.

Tener una idea de hacia dónde queremos dirigir la novela a menudo evita incómodos rodeos a nuestra historia, o relleno que no va a ninguna parte y nos frustra. La clave de este método no es el final en sí, no solo vamos a pensar qué queremos que aparezca en el último capítulo, si no cómo queremos llegar hasta allí, y una vez sabemos cómo, debemos plantear el resto del argumento de manera que obtengamos todo lo que necesitamos, antes, o durante, el final.

Ejemplo:

Final:La intrépida amazona rescata a su perra Cuki.

Cómo: lanzándose desde un helicoptero hasta el edificio en llamas y luego tirándose con ella por una de las ventanas.

Necesitamos:

  • Intrépida Amazona
  • Helicóptero
  • Edifico en llamas con ventanas a una altura prudencial a la calle.
  • Perra sin olfato atrapada en el edificio en llamas.

Construcción del argumento hasta llegar al final:

El tren donde la intrépida amazona viajaba sufre un accidente en la alta montaña, Cuki, desorientada, acaba en la casa perdida de un guardabosques. El guardabosques deja un cigarrillo mal apagado y prende fuego a la casa, al huir se encuentra con la amazona y le dice que su perrita estaba con él. Para llegar antes, la amazona roba un helicoptero que estaba por ahí y corre a rescatar a su perrita.

Ale, ya teneis otra historia.

Esquema-ejemplo de argumento completo:

Este puede ser el esqueleto de cualquier historia, rellenad los nombres genéricos con lo que consideréis oportuno y ya tenéis una novela. No digais que no os lo pongo fácil.

Protagonista quiere Cosa X y la busca activamente.

Descubre que para conseguir Cosa X necesita Cosa Y.

Busca Cosa Y, la encuentra, pero Antagonista quiere quitársela.

Protagonista y Antagonista se enfrentean.

Protagonista pierde y se queda sin Cosa Y.

Protagonista busca a Antagonista para recuperar Cosa Y antes de Antagonista consiga Cosa X.

Antagonista consigue Cosa X, todo parece perdido,

Protagonista consgue Plan de el Último Momento.

Protagonista y Antagonista se enfrentan de nuevo.

Protagonista usa Plan de el Ultimo Momento.

Es Súper Efectivo. Protagonista consigue Cosa X.

Descubre que Cosa X es su padre.

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Fin.

Todos los puntos de arriba se corresponden a una escena: donde ocurre la acción y el argumento avanza. Entre medias suelen ocurrir las secuelas: donde se dan las reflexiones por lo pasado en las escenas, la exposición, la toma de decisiones… Rellenando todos los huecos con lo que más rabia os de deberíais ser capaces de tener una novela de principio a fin, con suficiente chicha para que en ningún momento os quedéis sin palabras que escribir.

Por supuesto, este esquema es un ejemplo, podéis alterarlo como os convenga, podéis meter tantos Antagonistas, Protagonistas y Cosas como querais, y veces en las que el protagonista fracasa como os apetezca (aunque cualquier situacion, repetida mas de tres veces, tiende a ser aburrida, lo digo por los fans de hacer sufrir a sus protagonistas, hacerlo miserable muchas veces no necesariamente favorece el drama).

Estas son algunas técnicas para construir un argumento rápido desde cero para el NaNoWriMo, os invito a consultar entradas anteriores para algunos comentarios sobre hacer argumentos en un sentido más general.

NaNoWriMo 2011: Buscando ideas

Puede que algunas personas que vayan a enfrentarse al NaNoWriMo este año crean que no necesitan buscar ideas o argumentos para su novela: ya saben sobre lo que van a escribir, conocen personalmente a los personajes y puede que hasta tengan preparado en detalle todo el argumento.

Y yo les digo…

¡Ja!

No hay nada más divertido (siendo muy sarcásticos aquí), que creer que tienes toda tu historia bien planificada y, de repente, cuando estás a medio camino descubres que hay un boquete en tu argumentación, o que no sabes cómo pasar de la escena G a la escena H, y te quedas mirando dos horas la pantalla con cara de idiota preguntándote cómo solucionar el pifostio*.

El problema es, en el NaNoWriMo no tienes dos horas. Tienes que escribir. 50.000 palabras. EN UN MES.

Para agilizar el proceso, y para haya aún quien no tenga ni idea sobre qué escribir, vamos a buscar ideas:

1º Ideas de lata:

Piratas, ninjas y zombies. Es parte de la sabiduría popular de los nanoitas (me lo acabo de inventar) que meter cualquiera de esos tres colectivos puede ayudar a empezar, o tirar, de una historia.

  • ¿Un romance victoriano al que le falta chicha? Zombies.
  • ¿Un análisis metafórico sobre la raíz del bien y el mal que necesita una mirada más certera al abismo de la fragilidad humana? Zombies.
  • ¿La heroína está atrapada en un zulo y no sabes cómo sacarla? Zombies.
  • ¿No tienes nada para empezar la historia? Estás mirando el feisbu y, de repente, zombies.

2º Buscar inspiración en los lugares más insospechados, los sopechados también sirven, solo busca:

En una entrevista, la mangaka Rumiko Takahashi dijo que sacaba inspiración para sus historias de lo que leía ese día en el periódico (también tiene fama de ser una autora que planifica de poco a nada).

Ideas pueden salir de cualquier sitio, solo hay que entrenar nuestra mente para buscarlas. Mirad los objetos que haya encima de vuestra mesa, ¿de dónde vienen?, ¿cuáles son sus historias?, ¿es el ordenador un invento alienígena que IBM lleva años ocultando? Detalles de vuestra vida, detalles de la vida de otros, ¿cómo sería todo si fueseis de otro sexo o género?, ¿si vivieseis en otro planeta?, ¿en otra época? Recordad vuestro desayuno, imaginad un mundo sin café, el horror…

Incrustad el chip escritor en vuestro cerebro, transformad cualquier objeto o circunstancia en una novela en potencia.

3º Buscar inspiración en otras obras:

Nadie dijo que el NaNoWriMo tuviera que ser absolutamente original (mientras lo que escribáis sea vuestro, claro), podéis escribir fanfics si os apetece.

Para hacerlo más legal, en vez de obras con copirrais podéis inspiraros en novelas sin derechos de autor, cuentos populares, etc.

Podéis hacer una historia donde torturéis al personaje aquel de aquella novela que te obligaron a leer en el instituto y que le tienes una tirria horrible, o coger vuestro cuento favorito de niños e imaginad cómo sería en el mundo contemporáneo, o en un mundo futurista.

También podéis meter auto-insertos como casas, no importa (solo que… no se lo enseñéis a nadie, por eso de ahorraros la vergüenza y tal).

Canciones y poemas también pueden contener pequeñas historias que podéis intentar desarrollar en largas novelas.

4º Ideas clave:

La idea fundamental a partir de la cual podéis desarrollar toda la historia puede ser algo simple y de diversos orígenes. Solo necesitáis esa semilla y, con un poco de mimo y riego de café, puede crecer hasta una larga narración de más de 50.000 palabras:

  • Mezclad géneros, imaginad que puede salir de aquí: comedia futurista, fantasía costumbrista, erótica prehistórica (puede que Jean M. Auel tenga los derechos de esto), melodrama de ciencia ficción, etc.
  • Un personaje en concreto. Escribid diferentes rasgos en papelitos, metedlos en un bol, agitadlos y sacad tres o cuatro al azar: este es vuestro protagonista. Inventaos su historia.
  • Partid de un supuesto: ¿y si los burros volasen?, ¿y si los humanos vendrían de otro planeta?, ¿y si mi perro supiera hablar?, ¿y si fueras el clon de alguien?, ¿y si el escritorio de clase se convirtiera en una máquina voladora que me trajera y llevara a casa? (este es mío, de cuando me hacían esperar a final de clase la hora de salir con todo guardado y la silla encima de la mesa, me imaginaba que las patas de la silla eran el volante de la máquina voladora. Buenos tiempos.)

Tener una idea clave puede servir para hacer toda una historia, pero también para desatascar los momentos de incertidumbre. ¿No sabéis cómo llegar al final?; ¿y si el prota es en realidad un robot espía de una inteligencia enemiga y no lo sabe?, ¿y si es todo un sueño de Resines?

5º Azar:

Para el reto de 24 horas 24 páginas saqué cartas del tarot al azar para elegir de qué iba a tratar la historia y uno de los personajes.

Podéis buscar maneras de sacar ideas al hacer y luego pensar cómo darles coherencia. Hay ejercicios de escritura con ideas de base e, incluso, generadores aleatorios de argumentos para los muy vagos (que sepan inglés, al menos, no he encontrado páginas en castellano).

6º El Cuaderno de Notas:

Último pero no menos importante. Usad un cuaderno (o un google docs, lo que os sea más cómodo), para apuntar todas las ideas que se os ocurran, cuanto antes mejor, aunque no tengáis intención de poneos a escribir en ese momento en concreto, o en un año, son notas de las que podéis tirar cuando os hagan realmente falta. Aprovechad los momentos en los que las ideas vienen a vosotros, en vez de ir vosotros a por ellas, y guardarlas bien, pueden ser preciosas.

 

No tengáis miedo a escribir algo más estúpido que inteligente, es el NaNoWriMo, no tenéis mejor oportunidad que esta de escribir realmente lo que os de la gana, escribid por placer, y no porque lo queráis presentar a un concurso o una editorial. Si al final resulta que esa idea estúpida no era tan mala, es algo que ya habéis ganado, y si lo es… bueno, para eso están las correcciones más adelante, pero os habréis divertido primero.

 

*Pifostio no aparece en el diccionario de la RAE. Considero esto un atropello y un despropósito.