VICTORIA NANOWRIMO 2013 y más capítulos

¿Sabéis quién acaba de superar el reto del NaNoWriMo? YOP 😀

O MAI GAD! AIMA GÜINAH!! 8D
O MAI GAD! AIMA GÜINAH!! 8D

En realidad llegué a las 50.000 palabras la semana pasada (y acabé la novela =P), pero hasta hoy no he podido validar. Para celebrarlo voy a subir un par de capítulos más, aunque serán los últimos (de momento). Espero que los disfrutéis 🙂

 

Los Reinos Solares

La Mujer Serpiente

Al levantarse de nuevo, se adentraron por una zona con una vegetación aún más abundante. Los destellos de las paredes comenzaron a transformarse en grandes cristales, como los que había en las grutas cuando vivía con los Ancianos, lo que le trajo algunos dolorosos recuerdos.

‹‹¿Todo lo que ha existido está aquí? ¿Pueden estar los Ancianos aún en algún lugar? ¿Podría regresar con mi familia?›› se preguntaba al mirar a su alrededor.

El el Entremundo hacía más calor del que esperaba. Había guardado su gorro en la bolsa, se había abierto la pelliza y hasta ésta estaba considerando quitarse, aunque no quería llevarla en brazos y temía dejarla y que pudiera serle de utilidad en adelante.

Poco después de ponerse a caminar de nuevo, llegaron a una enorme sala abierta, tan grande que podía sentir viento y humedad en el techo. Había plantas creciendo en todas direcciones, algunas eran de un verde increíblemente intenso, pero muchas tenían colores disparatados, hojas violetas, azules y magenta. Los cristales que salían de las paredes irradiaban luz casi como si fuera de día. Era un lugar extraño, pero muy hermoso. Seguir leyendo “VICTORIA NANOWRIMO 2013 y más capítulos”

NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 02

[ALE, OTRA ENTRADA DE MI FANTÁSTICO NANOWRIMO. DECIDME SI OS PARECE QUE LOS NOMBRES Y LA GEOGRAFÍA SON CONFUSOS]

Los Reinos Solares

2. Observando el Brumal

Sin atender a la insegura posición de la peña, Erëyre se sentó en lo alto y contempló con irritación toda la extensión de territorio al norte de las montañas, cubierta por un espeso manto blanco.

Frunció en ceño y fijó sus ojos en la niebla, como si sus poderes incluyeran ser capaz de levantarla a su voluntad. Lamentablemente, no lo era, sus ojos de diferentes colores solo podían ver cosas que nadie más veía, el ojo azul a los aris, el ojo rojo a los avhar; pero no hacían nada en especial, nada útil.

Aquel día cumplía catorce años, según las cuentas de los Caminantes, era el momento en que dejaba la Segunda Niñez y entraba en la edad de Maduración. Su madre le quitaría los pompones azules y verdes de su gorro de piel y le daría cuentas de vidrio y flecos de colores, para coser a sus ropas. Su padre le regalaría pieles nuevas. Y puede que Sal también le hiciera algún regalo.

Le gustaba Sal, le gustaría que la entrenasen como Guía y seguir sus pasos, ser una ayuda a su pueblo, pero los Ancianos insistían que tenían otros planes para ella, solo que no se los dirían hasta que no pasase la ceremonia de Maduración.

Daba igual, Erëyre ya sabía cuáles eran, porque los Ancianos hablaban en sueños como poseídos por avhares y no había nada de lo que ella no se enterara en el refugio. Querían convertirla en una sirviente de la Reina, como ellos, y enviarla como mediadora a la guerra y detenerla, si era posible.

Era una esperanza encantadora, pero sabía que entrenarla adecuadamente llevaría decenios, por ello los Ancianos eran Ancianos, porque los misterios de la magia del Entremundo eran demasiado complejos.

No quería pasarse decenios allí. Que se buscasen a otro ahë. La guerra no le interesaba, la paz no le preocupaba, prefería que los Caminantes venciesen de todas formas, y que los Hechiceros desaparecieran. Lo que quería era vivir con su familia y ayudar a su pueblo como Guía. Seguir leyendo “NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 02”

NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 01

[BUENO, ALLÁ VAMOS, PRIMERA ENTRADA DE MI NANO DE ESTE AÑO. LAS IRÉ SUBIENDO DE VEZ EN CUANDO, NO CREO QUE LO SUBA TODO AUNQUE TERMINE, PORQUE PREFIERO TRABAJAR EN ELLO ENTRE BAMBALINAS. PERO ESPERO QUE OS GUSTE LO QUE VOY ESCRIBIENDO. EN FUTURAS ENTRADAS QUIZÁ SUBA ALGÚN MAPILLA EXPLICATIVO Y NO SÉ SI MÚSICA, ESTE AÑO LA PLAYLIST ESTÁ UN POCO POR TODAS PARTES XD.]

Los Reinos Solares

1. Nace un bebé

Aquel era un día de buenos augurios, observó Sal, el cielo estaba despejado y el Sol Cálido hacía honor a su nombre, incluso en aquella esquina fría del mundo, y calentaba la tierra a su alrededor. Las nieblas de Brumal eran finas y el río estaba lleno de peces.

Era un buen día para que naciera un bebé en el poblado. Llevaba varias horas cerca de la tienda de la Matrona, como Guía intentaba que no se viera su nerviosismo, pero todos los partos eran peligrosos y aquel momento tanto podía ser una gran alegría para sus gentes como una gran tragedia.

El resto del poblado se movía para preparar una gran comida de bienvenida para el bebé, todos ponían algo, incluso si nacía en el más frío invierno, cuando apenas quedaba que llevarse a la boca, en el Pueblo del Muro lo daban todo por celebrar un nuevo miembro entre ellos.

Sal se acercó con disimulo a la tienda de la Matrona, intentando oír algo, pero apenas sentía murmullos detrás de las gruesas pieles. Dentro solo estaba la parturienta, su pareja, la matrona y una auxiliar, si las cosas se complicaban podrían llamar a Sal, así que a nadie le importaba que se paseara cerca de la tienda.

Noyëre y Vencejo eran una pareja joven y sana, sería el primer bebé de ambos y tenían esperanzas de que trajeran muchos más. La mujer llevaba de parto desde el día anterior, aunque la Matrona le había ordenado seguir andando y trabajando en labores suaves hasta que sintiera que se rompía por la mitad, luego la llevó a su tienda.

Sal ni se quería imaginar qué podía sentirse. Había nacido parte hombre y parte mujer, aquellos asuntos no deberían preocuparle, pero, como Guía, había tenido que enfrentarse a ellos en demasiadas ocasiones, sabía con certeza que no siempre el dolor valía la pena.

El día rebosaba de buenos augurios, así que tenía esperanzas de que todo fuera bien aquella vez.

Fue a alejarse de la tienda, cuando súbitamente un agudo llanto salió con fuerza de su interior. Saltó y regresó de nuevo junto a las gruesas pieles. Estaba prohibido que nadie abriera la puerta de la tienda en aquellas circunstancias sin permiso de la Matrona, así que esperó con la ansiedad gravada en el rostro, abandonado completamente el estoicismo que su posición reclamaba.

Vio a la Matrona, Avutarda, levantar una esquina de su puerta.

―Pasa…

Sal no podía verla bien entre las sombras del interior, pero hubo algo tenso en aquella voz.

Se agachó y entró, esperando unos instantes a que sus ojos se adaptaran a la luz. Tras un pequeño y estrecho pasillo, se levantaba de nuevo la tienda, una estructura circular hecha de piedra y gruesas pieles de bisonte y uruen. La tienda de la Matrona era mayor que la suya propia, precisamente para poder cuidar con comodidad a gente enferma y parturientas.

En ese momento, al ver a la pareja, se le heló la sangre. La mujer parecía tan sana como podía dado por lo que acababa de pasar, pero Noyëre y Vencejo lloraban abrazados, y no era de alegría.

Miró con preocupación a Avutarda.

―¿Le pasa algo al bebé?

―Tendrás que verlo tú… Seguir leyendo “NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 01”

Mi NaNoWriMo de 2013: Los Reinos Solares

Si alguien se pregunta qué hace esta entrada aquí, cuando es primero de noviembre y debería estar escribiendo como poseída por el espíritu de Stephen King, tranquilidad, esta entrada está programada y la escribí ayer.

Voy a hablaros ahora de la novela que va a ser mi NaNo este año, aunque alguna información ya he dado en las entradas de preparación y, si alguien se ha fijado, le he cambiado en nombre (y probablemente se lo recambie en algún momento).

Los Reinos Solares

En en mundo del Sol Cálido, Caminantes y Hechiceros llevan siglos luchando entre sí en una gran guerra. En un pueblo perdido al norte, junto al Muro de Hielo, nace una niña con ojos de diferente color, capaz de ver la magia de los Hechiceros.

Eryële, protegida desde la infancia por los Ancianos, es la esperanza de los Caminantes de lograr una victoria en su guerra. Sin embargo, un poderoso espíritu avha, súbdito del Sol Hueco, tiene otros planes para la niña humana y su peculiar poder…

Como la novela anterior casi me come con patatas, esta vez he querido hacer algo simple. La historia será más corta (espero) y tendrá un carácter más juvenil, ya que la protagonista tiene unos 14 años, que es la más joven que he hecho (quitando alguna historia corta). En esta novela me gustaría centrarme en el entorno, hacer un mundo de fantasía diferente y (relativamente) original. También quiero que el aspecto mágico tenga mayor importancia, ya que Las Montañas de Sangre era una historia más realista, con solo algunas pinceladas de sucesos extraordinarios aquí y allá, esta vez quiero que lo extraordinario impregne la historia.

Deseadme suerte 😯