Meditaciones literarias y propósitos para el nuevo año

Propósitos del nuevo año
¡Herraduras y champiñones para todos!

¡Espero que todo el mundo haya pasado buenas fiestas! Yo he estado dándole vueltas a qué hacer este nuevo año e intentando asentarme en la nueva rutina (he cambiado de ordenador y aún estoy haciendo pruebas con programas para gráficos). Tengo varios propósitos y algunas meditaciones literarias, sobre qué hacer con lo que tengo y si no variar un poco el rumbo en algunos asuntos.

El problema es este, y creo que a muchos que somos amateurs resulta familiar: tener una novela escrita, trabajada, pulida y preparada para la venta al público lleva muchísimo tiempo y esfuerzo que rara vez se ve recompensado. Como hasta ahora esto ha sido más bien una actividad que llevo más como afición, siempre he preferido tomarme las cosas con calma antes que estresarme a lo tonto y terminar quemada, sin embargo, ver todos los proyectos que se van acumulando sin que terminen de ir a ninguna parte, por no hablar de que dinero extra me vendría muuuuy bien, he pensado si no sería oportuno hacer un cambio de rumbo en la política que llevo hasta ahora.

Esta es la idea que tengo de momento; básicamente, dejar aparcados los proyectos largos unos años (excepto los que tengo activos) y centrarme en escribir historias cortas: como novelillas ligeras, relatos, etc. Que podría tener preparadas más rápido para cualquier cometido que quiera darles: autopublicación, concursos…

De momento esto es una meditación, solo una idea a la que doy vueltas ya que aunque las historias cortas supongan un menor esfuerzo, siguen siendo un trabajo y no me voy a poner a ello si no tengo algunos conceptos claros. Me gustaría saber cómo funciona otra gente en situaciones similares a la mía. Intentaré manteneros actualizados si tomo alguna decisión al respecto.

Ahora, los propósitos literarios que tengo para este año con lo que ya estaba trabajando:

  • Las Montañas de Sangre: estoy en la que espero (*sacrifica veinte vírgenes*) sea la última reescritura, voy a hacer un trabajo de recorte para eliminar lo que encuentro más flojo, mientras intento darle más matices a las partes que tienen más fuerza. Lo terminaré este año.
  • Brujas: ya está terminada y preparada, aún no la he movido por todo el pifostio de mudanza y cambio de trabajo reciente, pero espero hacerlo pronto. De todas formas, entre tanto he estado investigando y no estoy segura de cómo venderla; teóricamente es fantasía urbana, pero últimamente la fantasía urbana parece centrarse en romance, oscuridad y monstruos, mientras que Brujas lleva un tono más cotidiano y ligero, aunque con su drama y cosa tétrica aquí y allá. El estilo no es exactamente el mismo que el que parece estar publicándose ahora mismo, así que estoy un poco perdida respecto a quién vendérsela y cómo.
  • NaNo16: ya he hecho la primera revisión, como mencioné mi propósito es presentarla a un concurso específico, la dejaré descansar un par de meses antes de hacer las revisiones finales y enviarla.
  • Blaj: seguiré el ritmo de subir una entrada a la semana y a ver si me pongo a revisar entradas viejas de una vez, que es algo que llevo abandonado demasiado tiempo.

Por el momento esto es lo que hay, no tengo más planes concretos a medio plazo, pero si se me ocurre alguna cosa no dudéis que os actualizaré por aquí. Espero que vosotros también tengáis proyectos interesantes en los que trabajar para este año 🙂

Corrigiendo «Brujas»: el tono en la historia

Mencioné en una entrada anterior que estoy corrigiendo una de las historias que empecé para el NaNoWriMo. Con «Brujas» me estoy encontrando con un problema un tanto peculiar, que no suelo tener con la mayoría de mis historias, y es conseguir encontrar el tono adecuado de la historia.

Corregir el tono de la historia

«Brujas» es una historia de fantasía supernatural situada en un mundo moderno, mi idea era seguir el patrón base de muchas de estas historias, pero con un toque de cotidianidad, en vez de centrar completamente la historia en la acción o en el romance, quiero que sea una historia simple que case la emoción de magia y la acción, con un toque de vida real y comedia. Es un matrimonio que puede dar buenos resultados, pero me está costando entender si funciona bien. Tengo la primera corrección hecha y, ahora en la segunda, estudio si me ha salido el experimento, no estoy del todo segura de en qué fijarme, ya que «tono» es uno de esos conceptos sobre la escritura de ficción que redultan un tanto elusivos de definir, pero uso algunas guías.

Una guía para que el toque vida real funcione es que los personajes tengan una personalidad definida, pero no tanto que parezcan casi una parodia. Sí es cierto que el mundo real tiene gente que parece una parodia con patas de algo, pero como pasa con frecuencia, adaptar literalmente el mundo real al texto puede crear el efecto contrario y ser cargante e irreal (véase como ejemplo: los diálogos, en el mundo real casi nadie habla como en un libro y viceversa), así que solo abusaré de la parodia cuando lo considere estrictamente necesario.

La guía más importante que empleo a la hora de dar coherencia al tono de la novela, es trabajar el punto de vista de la protagonista, que la narración sea consistente y fluida a lo largo de la historia. Mabel es una chica lista, pero no muy perspicaz y un poco verde un muchos aspectos de la vida, además de ser muy, muy ansiosa, ¿cómo traduciría esto en el texto?. Mabel tiene una educación moderna, pero es de ciencias (¡no os ofendaís! ¡yo soy de ciencias también! ;)), así que el texto mantendrá cierta simpleza, no habrá observaciones largas y pintorescas sobre su entorno y la naturaleza de la humanidad y el universo, o lo que sea, no cazará detalles a la primera, ni le saldrán las cosas bien sin intentarlo varias veces. La prosa será simple, pero al ser una chica nerviosa a veces escribo párrafos que dan vueltas a las situaciones de forma tonta, con preguntas que no llevan a ninguna parte, estos párrafos me cuestan trabajo porque hay un límite entre «buena caracterización de un personaje» y «tochazo ilegible» en este sentido, y no quiero sobrepasar ese límite, claro.

Como con todos los protagonistas, para escribir bien a Mabel también hay que considerar que es los ojos de quien lea, según va descubriendo nuevos mundos, así que darle demasiada voz (lo escribo en tercera persona cercana, para variar :P) puede complicar mi intención de crear un poco de misterio, en el sentido de expectación y descubrimiento por parte del lector. Por lo que tengo que afinar mucho el tono para que no caiga en la trampa de una u otra dirección.

Por lo demás estoy satisfecha con la historia, apenas he cambiado nada del argumento, ni de los personajes, de lo que ya tenía. La historia no incluye grandes melodramas (solo alguno, así pequeñito), ni trepidante acción sin parar, pero los personajes tienen potencial y quiero crear un mundo que valga la pena ser explorado con calma y tranquilidad.

Ya estoy de vuerta :D

Entrada nueva, por fin, con una actualización  del estado de diversos proyectos:

  • Brolg: después de haberme quitado varios pesos muertos de encima quiero volver a actualizar de nuevo el blog, mi intención es hacer  una entradita por semana, aunque sea un comentario breve, para mantener el ritmo. También quiero revisar páginas antiguas, no hay nada que me haga rechinar más los dientes que alguien decide compartir una entrada antigua por esos interneses salvajes y al entrar yo, para recordar qué había escrito, me encuentro con siete docenas de faltas de ortografía. Así que iré dedicándome también a un poco de correcciones, y algo de trabajo de chapa y pintura, por si veis cosillas diferentes o incluso algún enlace que no va, probablemente sea yo trasteando, pero dejadme algún comentario o mandadme un correo si observáis cosas raras.
  • NHP: ¡terminado! 8D Aún tengo intención de hacer un epílogo cortito, para dar algunas puntadas finales a la historia y los personajes, serán seis paginitas nada más. Cuando esté todo le dedicaré una entrada completa con todas mis impresiones sobre el webcómic a lo largo de todo este tiempo, que ha sido muy, muy, movido. Por el momento, no pienso continuar con otro webcómic, aunque tengo ideas, pero las dejaré para cuando vea mejor la dirección que toman otros proyectos, como:
  • Las Montañas de Sangre: estoy dando vueltas en círculos con este libro, tras la última revisión he decidido que igual prefiero reescribirlo otra vez :/ He pensado cortar la mayoría de PdV y dejar solo los de la Naùla, y puede que alguno de Àrser porque su PdV ofrece diferente información y perspectivas que quiero que estén en la historia, si no también le cortaba. Aún no he tomado una decisión en firme al respecto, se me ha ocurrido escribir un resúmen del libro, tal cual está ahora, y otro con la versión recortada, a ver qué tal se entiende y si vale la pena. Originariamente en la historia solo estaba Naùla y me sigue pareciendo la parte más fuerte, por eso me pregunto si vale la pena continuar con otros PdV ya que no sé si soy capaz de hacerles funcionar como quiero y creo que a veces lastran el conjunto de la historia. Nnnng. Frustración.
  • Brujas: como la corrección de Las Montañas de Sangre amenaza con hacerse eterna se me ha ocurrido empezar a corregir Brujas también, la historia es mucho más sencilla, corta y ya tengo una idea fijada de cómo va el argumento, así que no hay demasiado para reescribir, en un par de meses podría tener una corrección decente y estar listo el manuscrito para moverlo por ahí antes de verano, así ya tendré un libro en movimiento antes de fin de año, como era mi intención, y puedo revisar LMdS con más calma si veo que la corrección se alarga demasiado.

Para acabar, os dejo otra foto porque quiero subir más imágenes al blorj y estoy reorganizando mi zona de trabajo para que sea más útil y cuca:

Zona de trabajo
Nunca se tienen demasiados bolis de colores. Nunca.

¡He ganado el NaNoWriMo 2015!

¡Yay!

NaNo-2015-Winner-Banner

Este año me ha costado sangre, sudor y lágrimas y cafeína extra, pero he conseguido acabar el NaNoWriMo con un sprint final porque a mediados de mes tuve uno de esos exámenes terribles de los que os hablé (al menos me he quitado uno de encima).

La historia en la que he estado trabajando es la misma que la del año anterior, solo que he terminado el primer libro y he empezado un segundo, donde envío a mi protagonista al Infierno a buscar a su perro, porque así soy. Os dejo un cachito de una escena:

Y echó a correr de vuelta hacia las ventiscas, esperando lograr suficiente distancia entre ellos y los demonios para trazar unos hechizos sólidos. Por el camino trazaba sellos y oía con satisfacción las explosiones y los chirridos que indicaban que, al menos, algunos demonios habían caído.

Piru había vuelto a ponerse en primera posición en aquella huida, su color negro ofrecía un magnífico contraste para seguir en la nieve. De repente, se detuvo, con el cuerpo tenso, la cabezota y las orejas bien erguidas en lo alto.

―Algo viene…―dijo―. ¡Media vuelta! ¡Media vuelta!

El espíritu echó a correr otra vez, casi de cabeza hacia los demonios.

―¿Qué? ¡No! ¡Espera!—gritó Mabel, consternada.

Intentó seguirle de vuelta y casi se dieron de bruces con una fila de demonios, algunos de ellos de aspecto mayor y más terroríficos que la mayoría, aquellos de los difíciles, los que habían conseguido resistir sus hechizos.

Mabel intentó serenarse y reunir la presencia de ánimo suficiente para lanzar un hechizo lo suficientemente potente, pero un viento punzante que se introdujo hasta sus huesos la detuvo.

Por un momento no podía hacer nada, hasta respirar costaba un grandioso esfuerzo, intentó reunir la magia para entrar en calor mientras oía a Piru llamando, advirtiéndola de algo. No entendía bien lo que decía, hasta que vio a aquellos demonios frente a ella ser prácticamente triturados por una brutal ráfaga gris de hielo y nieve, de entre la misma, por un momento, pudo ver asomándose lo que era una gran pierna y una mano de un blanco azulado.

Al mirar a lo alto, vio ojos de cristal mirándola desde detrás del pavoroso viento de hielo.

―¡Gigantes de nieve!—oyó a Piru―. ¡Gigantes de nieve! ¡Corre, corre!

Mabel echó a correr, siguiendo a su guía como buenamente era capaz entre la nieve y el viento ululante. Dedicó apenas un segundo de su atención a confirmar que Faust la seguía, sintió cierto aleteo de plumas no muy lejos y decidió que no necesitaba más.

Intentó correr como si tuviera alas, pero su magia se sentía débil allí, solo correr, e intentar mantener el suficiente calor en su cuerpo para no quedar congelada otra vez, era todo en lo que podía centrar sus fuerzas.

A cierta distancia era capaz de ver a Piru huyendo, un par de veces, giró sobre sí mismo, como para comprobar que le seguía.

Mabel mantenía su oscura figura frente a ella, pero sin aviso, la tierra a sus pies cedió. Intentó apoyarse con las manos, esperando que fuera solo parte de la inestable nieve, pero todo el suelo bajo ella se vino abajo. Sintió como una oscuridad se le echaba encima, la humedad de la nieve y varios dolorosos golpes contra el cuerpo al chocar con las paredes de aquel agujero en la caída. Vio por fin cierto destello azulado de lo que parecía el suelo y una terrible sensación de vértigo. En el último instante cerró los ojos y formó una pequeña imagen en su cabeza, y se convirtió en un pequeño gorrión.

#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación GÜINARRR y Capítulo 03

Ganadora del NaNoWriMo 2014 8D
Ganadora del NaNoWriMo 2014 8D

[Como podéis ver he cumplido con las 50.000 palabras este año, en total unas 54k, la historia se encuentra a medias, cerca del final pero con detalles con pulir, si los astros se alinean intentaré tenerla terminada para antes de exámenes, aunque sigo sin decidirme qué hacer con esta historia, supongo que añadirla a la lista de proyectos =P

Para celebrar la victoria, subo otro capítulo y a no ser que haya una avalancha de demandas exigiendo más, creo que va a ser el último que voy a subir (capítulos previos, por aquí), tengo más proyectos que ir subiendo (sí, he terminado la primera corrección de Las Montañas de Sangre, pronto más información 8D)]

Brujas: Iniciación

Capítulo 03

Gato Panzarriba podía estar en el centro, pero el lugar era tan minúsculo, tétrico y oscuro que podía haber pasado cien veces por delante y sin tener la más mínima intención de entrar.

En el exterior de la tienda había una mesa con libros usados que vendía más barato que el papel que podían darle para reciclar, por dentro no se veía mucho mejor. Todo eran libros viejos apilados de mala manera en estanterías y esquinas, la iluminación dependía de lo que le llegaba de la calle, más que del par de lámparas medio fundidas que colgaban del techo.

El único cliente cuando Mabel entró era un anciano calvo y arrugado mirando un par de libros, se decidió por uno y echó unas monedas sobre el mostrador.

―Te lo dejo aquí, Dima―dijo, antes de marcharse mientras ojeaba su nuevo libro.

―Bien―respondió una voz sin cuerpo que salía de alguna parte entre las pilas de libros.

Mabel se movió inquieta. Había bajado al centro a comprar el material para clase y, ya que estaba allí, quizá aprender más sobre aquel asunto de ser una bruja. Aunque una parte de ella quería olvidarse de todo, volver a casa y fingir que no había ocurrido absolutamente ningún suceso extraño en su vida en las últimas semanas.

Carraspeó y habló.

―¿Hola?

Vio una cabeza asomar lentamente tras un grueso tomo de una enciclopedia de animales con manchas de humedad. Pertenecía a una mujer mayor, alrededor de la treintena [“mayor”, BITCH], con un espeso pelo negro rizado mal sujeto fuera de su cara con una diadema, portaba un grueso par de gafas de pasta púrpuras sobre una nariz aguileña.

―¿Sí?

―Ah… ayer «vino» a verme una tal Maura y…

―¿Eres la nueva?

―¿Nueva? Sí, supongo. Me llamo Mabel… ¿eres Dima?

―Sí, ahora voy…

La cabeza desapareció y reapareció de nuevo, la mujer salió entre las pilas sacudiéndose el polvo de la ropa. Era bastante bajita y algo regordeta, llevaba un largo pañuelo de colores al cuello y bajo el mismo asomaba una especie de péndulo de cuarzo con decoraciones en plata.

Dima la miró de arriba abajo, su mirada era un cruce entre bibliotecaria estresada y profesora irritable. Seguir leyendo “#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación GÜINARRR y Capítulo 03”

#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación Capítulo 02

[Holaaaaa. Este fin de semana no he escrito ni leches, pero voy por las 28k palabras así que estoy sobrada. Os dejo el segundo capítulo por si alguien por casualidad tiene interés, lo dicho, podéis comentarme lo que queráis por que no tengo ni idea de qué estoy haciendo con esta historia. Ah, y mis propios comentarios en el texto van entre corchetes, por si no lo había mencionado este año 😀]

 

Brujas: Iniciación

Capítulo 02

El primer día de universidad se levantó dos horas antes de coger el autobús. Quería revistar que llevaba todo bien preparado: una capeta nueva, un bolso, suficiente batería en el móvil, agenda, diferentes tipos de bolígrafos y rotuladores de colores y un cuaderno para tomar notas.

¿Se olvidaba algo?

Había una hora de trayecto hasta la universidad, que estaba en las afueras de la ciudad. Elena la acompañaría, estudiaba biología y Mabel química, las ciencias se daban todas en la misma facultad así que irían juntas hasta allí. Aquello la alegraba, pero, por si acaso, decidió incluir una revista de moda entre sus cosas, para ir leyendo si se aburría, y otra de ciencias para disimular.

Comprobó que su aspecto era aceptable en un espejo. Su prima le había devuelto su castaño habitual al pelo, había experimentado también un corte moderno y bastante radical que al principio la asustó, pero al que ya se estaba acostumbrado, le dejaba flequillo y mechones largos hasta la mandíbula por delante y muy corto detrás. No estaba mal, se sentía madura y sofisticada. Verificó también que la línea de los ojos estaba bien definida, sus ojos eran de un tono miel que podían parecer claros y bonitos si los resaltaba con una buena línea, pero si se pasaba con el color, solo parecía un panda triste.

Toda su apariencia era una profunda fuente de frustración, la definición de un quiero y no puedo. No tenía nada que fuera feo en términos absolutos (excepto la forma de sus piernas, que estaba torcidas; su nariz, demasiado larga; sus orejas, grandes de soplillo; y alguna cosilla más), pero tampoco poseía ningún rasgo destacable. Podía perder y ganar peso con facilidad, especialmente si estaba nerviosa, pero delgada era una caja cuadrada con patas, solo cuando engordaba podía disfrutar de algo parecido a tetas y culo, y entonces le salía papada.

Era horrible, ¿por qué no podía tener al menos una cosa de la que sentirse orgullosa?

Le llegó un mensaje al móvil de Elena, acababa de levantarse de la cama y protestaba por el sueño que tenía.

Mabel suspiró, tenían que coger el autobús en media hora, ¿Cómo iba a darle tiempo?

Salió de su casa, era pronto aún, casi noche cerrada, y se dirigió a la estación. Ya había gente esperando y cuando llegó el autobús, sintió mariposas en el estómago. Iba a empezar la universidad, ¿no era emocionante? Toda su vida iba a empezar entonces. ¿Qué aprendería? ¿Qué logros conseguiría? Le gustaría dedicarse a la investigación, buscar una cura para el cáncer, sabía que era una tontería, pero quizá si encontraba alguna nueva proteína que protegía contra el avance de alguna célula maligna, se conformaría. Y un Nóbel, quizá, sí, un Nóbel estaría bien. Seguir leyendo “#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación Capítulo 02”

#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación Capítulo 01

[Hola. Estoy teniendo un buen número en el NaNoWriMo, ahora mismo voy por las 13.000 palabras. Subo el que sería primer capítulo (o prólogo, no estoy segura) de la novela. En adelante quizá suba alguna cosilla más. Cualquier comentario sería muy bienvenido =P, especialmente cuando mi idea exacta de lo que quiero hacer con esta historia es muy tenue xD]

Brujas: Iniciación

Capítulo 01

Era la media hora de las lentas, Mabel abandonó la pista y corrió a la barra a por otra bebida. Aquel día celebraba que por fin podía beber legalmente y que en unos días empezaría la universidad, pero sentía pocas ganas de fiesta.

La barra tenía cristales por todas partes y podía ver los bailarines tras ella, mientras el camarero la servía, Diego y Desiré se hacían carantoñas, eran una pareja tan adorable que le provocaban náuseas y la mayor sensación de inutilidad de su vida. Ella misma había hecho que se conocieran, era su culpa.

Centro su atención en la copa mientras Elena vino a hacerle compañía en la barra.

―El único tío que me ha entrado en toda la noche estoy segura que tiene mínimo treinta años y usa peluquín. Así no hay manera de que te saquen a bailar un lento. ¿Dónde se han metido los chicos monos hoy?

Mabel respondió con un monosílabo, no escuchaba bien a su amiga, toda su concentración estaba en el líquido de su vaso, que iba descendiendo rápidamente, y en no mirar al espejo.

En el último trago, tiró la cabeza hacia atrás para vaciar todo el contenido de la bebida y descubrió que la barra tenía otro espejo. Lo observó horrorizada durante unos minutos, incapaz de casar la imagen del monstruo que reflejaba con la suya propia, pero era ella.

El maquillaje estaba completamente corrido, su peinado se había ido a la porra, el pelo negro la hacía parecer más pálida y vieja de lo que era, lo que estaba bien para colarse en bares siendo menor de edad, pero ya no tenía aquella excusa y, lo peor, su marrón natural asomaba en feas raíces que no se había dado cuenta que estaban allí antes. Parecía una bruja, un personaje de una película de terror.

Seguir leyendo “#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación Capítulo 01”