¿Qué es Flattr y cómo funciona?

Flattr es un servicio para donar dinero de forma simple a los artistas, o creativos en general, que nos gusten, de forma muy simple.

Botón de Flattr
Botón de Flattr

Si alguien se ha fijado, tengo estos botoncitos verdes por el blog desde hace algunos días para ir probándolo, así que voy a hacer un pequeño inciso en mi NaNoWriMo para explicar un poco en qué consiste y animar a la gente a usarlo, porque me parece una iniciativa muy interesante tanto para los que creamos contenido como para los que adoramos a otros creadores 🙂

Para empezar, en Fattrl te puedes registrar de dos formas:

  • Como creador (Creator): donde eres tú el que crea contenidos y quiere ganar dinero con el servicio. Como creador de contenidos puedes ser desde dibujante, a diseñador de páginas web, bloguero, youtubero, etc. Hay varias categorías y opciones dentro de la página web de Flattr.
  • Como seguidor (Supporter): donde apoyas a otros para que sigan creando donando pequeñas cantidades de dinero cada vez que pulsas en el botón de Flattr, o en sus favoritos, o en “me gusta”, etc. Porque Flattr permite reconocer varios servicios.

En realidad, no hay mucha diferencia entre registrarse de una cosa u otra, la mayoría de la gente interesada tenemos un poco de creadores y seguidores de alguien al mismo tiempo.

Respecto al dinero es bastante simple: eliges una cantidad que quieras donar al mes, que puede ser tan baja como 2 euros (creo que incluso permite menos, aunque hay un fijo). De esos dos euros, todos los meses se dividirá a partes iguales un porcentaje entre las Cosas (Thing)  a las que hayas hecho flattr ese mes, y eso es lo que los creadores reciben.

Las Cosas son elementos individuales, como una entrada de blog, un tuit (sí, se puede donar por tuiter también, si queremos), un vídeo, una página de webcómic, una foto, etc. Es decir, no necesariamente donamos a los creadores en general, si no que podemos donar directamente a sus creaciones que más nos gusten.

Para hacer flattr, como he dicho, lo único que hace falta es pinchar en los botones del servicio (o los servicios que tengamos activados). Te dirigen a una página en la que te informan de que has hecho flattr y ya está. No tienes que introducir ningún tipo de información bancaria, no tienes que ir a Paypal, no tienes que meter tu contraseña o datos en ningún sitio salvo la primera vez cuando te decidas registrarte como seguidor (o la segunda o tercera, si prefieres ir poniendo mes a mes la cantidad que quieres pagar, permite varias opciones al respecto).

En principio, las donaciones pueden parecer muy pequeñas (microdonaciones), pero precisamente ahí puede residir el encanto de este tipo de sistemas, si cada vez que marcamos una estrellita o un «nos gusta» solo algunas entradas del blog que nos hemos encontrado por casualidad (por ejemplo, este mismo blog :D), podemos indicar a los autores cuál es su mejor contenido, apoyarles y sin gastar mucho dinero en merchandising o materiales que quizá no nos interesen tanto o, incluso, que no pueda vender ya que sus creaciones no se adaptan bien a esas plataformas (como desarrolladores, personajes del youtube, etc). También podemos apoyar a varios autores al mismo tiempo cada mes, aunque no tengamos mucha pasta para gastarnos dinero en todos ellos. Es más versátil que el botón de donaciones convencional y permite apoyar a los creadores de forma más directa y sencilla.

Y si luego queremos comprarnos su art-book a color de doscientas páginas, pos nos lo compramos también. Que mola mazo.

Si hay que ponerle alguna pega al sistema, es que, del total de dinero que se dona, un 10% va a la plataforma de Flattr, que con cantidades pequeñas como las que está basada el servicio no es mucho, aunque para cantidades mayores pica un poco más.

PD: por curiosidad, yo me enteré de la existencia de Flattr en el blog de la autora Jenny Trout mientras leía sus resúmenes de 50 Sombras de Grey. No hay mal que por bien, no venga, supongo xD

¡Deja un comentario!