NaNoWriMo 2013: Personajes y Argumento

[Enlace para tener juntas todas las entradas sobre cómo preparar el NaNoWriMo.]

Cuarto: Personajes y Argumento

Antes que nada voy a dejar aquí este archivo en excel que hice hace ya un par de NaNos.

Contiene una especie de esquema de datos de la novela, incluido la cuenta de las palabras, con una gráfica, fichas de personajes, etc. Sirve bastante bien como hoja de consulta y referencia, me inspiré para hacerla en otra hoja que alguien subió a una página de LiveJournal hace años y que perdí, así que rehice otra para mí:

NANOWRIMO_FICHA

Si tenéis dudas sobre lo que representan las casillas preguntadme, ya que la hice pensando en mis propias historias, así que no todo sería aplicable. También podéis rehacerlo a vuestro gusto y compartirlo por ahí 🙂

Ahora bien, vamos a seguir con las dos partes más importantes de cualquier historia: los personajes y el argumento.

Personajes

Ya he escrito algunas entradas sobre personajes para al NaNoWriMo y construir personajes en general. Abreviando, de cara al NaNo probablemente más que tener personajes sólidos lo mejor es tener muchos personajes, primar la cantidad antes que la calidad, como Kubo Tite y GRR Martin saben no hay nada como meter un mogollón de personajes en una historia para alargarla a lo tonto.

Cada personaje necesita:

  • Su entrada característica.*
  • Su introducción.*
  • Su transfondo.
  • Sus objetivos.
  • Su evolución personal.
  • Su conclusión.
  • Etc.

Pensad todo lo que podéis escribir sobre vuestros personajes con cada uno de esos puntos, sin entrar necesariamente en el argumento.

Y si a alguien no le gusta el método de cantidad>calidad para al NaNo porque prefiere intentar hacer una obra seria desde el inicio, digo:

  1. Me parece perfectamente bien, mientras estéis seguros de alcanzar los 50.000 con lo que tenéis, es ideal, yo hago lo mismo cuando puedo. Pero si no lo estáis seguros y/o teméis atascaros, pensad en ello: personaje nuevo (Sofía, de La Reina de los Monstruos surgió de esta manera y sigo estando muy orgullosa de este personaje).
  2. Aún con una historia seria, meter relleno a vuestros personajes puede ser beneficioso. Cuando llegue la hora de corregir vuestra novela, ya tendréis tiempo de recortar lo que no os convenza, en el NaNo dejad que las ideas fluyan, puede que os sorprenda lo que se os llega a ocurrir sin tener las tijeras de edición en la mano desde el principio.

*Entrada característica e introducción los pongo separados, pero pueden ir juntos, la mayor diferencia es que la entrada es, eso, el momento el que el personaje aparece. La introducción es el volcado inicial de información sobre el personaje (por ejemplo: podemos saber que la identidad del criminal es Jaki el Despiparrador y que le gusta tirar las cáscaras de pipas al suelo, que sería su introducción, pero aún no ha aparecido físicamente en la historia con una ‹‹entrada característica››).

Así que de aquí, a que llegue noviembre, sería conveniente que vayáis haciendo fichas de personajes. De una entrada anterior tenemos un Protagonista y Antagonista, ahora haced al menos una docena más, o así, y las 50.000 palabras las tendréis chupadas.

 Argumento

Con lo que tengáis de argumento que hayáis hecho hasta ahora solo os queda hacer una cosa: ampliadlo. Si necesitáis ayuda al respecto, aquí tengo más entradas sobre el argumento.

Una buena idea sería calcular cuánto podrían ser 50.000 de una historia. Coged un libro que os sea familiar o cualquier obra que tengáis escrita o medio escrita ya. Mirad cuánto son 50.000 palabras. Haced un resumen de esa parte de la historia, observad lo que ocupa.

Con ese resumen en mente, haced un resumen de vuestra historia que cubra al menos las 50.000 palabras, ponedle tantos datos y detalles como queráis. Comparadlo con el resumen anterior, ¿os parece suficiente? Si respondéis sí, seguid ampliándolo y poniendo detalles, cuanto más claro tengáis el desarrollo de la historia, menos os vais a atascar. Si os parece que no es suficiente, meted un par de personajes nuevos, como una rana que hable o algo así, y seguid ampliando la historia.

Un truco bastante interesante que ya he mencionado en una de las entradas linkeadas arriba, es escribir el final al principio, si queremos enrollarnos sin perder el hilo de la historia. Doy fé de que a mí al menos este truco me funciona bien para centrarme y dirigir la historia con relativa solidez, evitando atascos y miradas en blanco a las paredes que consumen nuestro valioso tiempo.

 

Para la próxima entrada creo que hablaré un poco de cómo programar el tiempo, que ya se nos echa encima.

 

¡Deja un comentario!