NaNoWriMo 2013: la Programación

[Enlace para tener juntas todas las entradas sobre cómo preparar el NaNoWriMo.]

Quinto: la Programación

Estas entradas están enfocadas a lo que podemos hacer antes de empezar el NaNoWriMo para que cuando llegue noviembre, no perdamos el tiempo en pensar nuestra historia y podamos directamente escribir y escribir y escribir y beber siete litros de café y escribir y escribir etc.

A estos momentos de escritura continua les voy a llamar MEP (Momento de Eficiencia Palabril) y es un concepto que me he sacado de la manga, pero creo que es muy importante a la hora de programar la escritura de nuestra novela. El MEP, básicamente, son la cantidad de palabras que podéis escribir en una hora. La clave está en que las personas muy muy rara vez somos capaces de escribir una hora sin parar, así que al decidir dedicarle, por ejemplo, una hora al día al NaNoWriMo, los resultados de esa hora pueden ser muy variables. Para tener una idea realista de cómo podemos planificar bien nuestro tiempo, vamos a calcular primero nuestro MEP personal.

Y lo vamos a hacer de esta forma:

  • Coged un libro, un periódico, o cualquier otro texto, y reescribidlo con en el programa que vayáis a usar durante el NaNoWrimo. Escribid durante 5 minutos. No hace falta que esos 5 minutos estéis con los dedos pegados a las teclas, todas vuestras pequeñas manías se deben tener en cuenta para un cálculo realista, no es un concurso.
  • Al final de esos cinco minutos contad las palabras que habéis hecho. Para que sirva de ejemplo, vamos decir que habéis conseguido escribir 150 palabras en 5 minutos, que está muy bien.
  • Ahora, vamos a calcular las palabras por hora, para ello multiplicamos las palabras que hemos escrito en 5 minutos por diez: 150 x 10=1.500 palabras a la hora, este es nuestro MEP.

Y probablemente alguien se dará cuenta de que una hora tiene 12 divisiones de 5 minutos, ya tenía que salir el listo, lo que pasa es que he descontado 10 minutos de cada hora porque:

  1. Las normas de seguridad y salud demandan unos 10 minutos de descanso ocular por cada hora de trabajo, siendo prevencionista uno de esos títulos maravillosos que tengo por ahí aparcados, me resulta obligatorio tenerlo en cuenta.
  2. Rara vez vais a conseguir escribir una hora completa: os levantaréis al baño, a por un café, lucharéis por quitaros el rabo de vuestro gato de la cara, recibiréis una llamada de teléfono, etc.

De hecho, si el lugar donde os planteáis escribir tiene muchas distracciones, quitadle otros 5 minutos, es decir, habrá que multiplicar las palabras escritas en 5 minutos por nueve: 150 x 9=1.350 palabras/hora MEP.

Si os dais cuenta, con un MEP de solo 1.350 palabras, en una hora al día estáis cerca de lograr las 1.667 palabras al día de media que son necesarias para superar el reto. Es decir, con escribir dos horas al día incluso os sobrará tiempo.

Pero aquí hay otro problema, mucha gente no tiene dos horas al día todos los días, así que hay que organizarlo de otra forma.

Planificación Semanal

Ya que aún no ha empezado el NaNo, observad lo que hacéis en un día normal de trabajo, observad con atención, si tomáis notas mejor: no solo hay que ir a trabajar, también hay que coger el coche, ir a hacer recados, ducharse, lavar la ropa o fregar el baño, atender a la pareja/perros/niños…

Todas estas obligaciones a menudo toman preferencia sobre un reto como el NaNoWriMo que, en el fondo, solo nos recompensa con satisfacción personal y amor propio (y quién necesita de eso, ¿eh?).

Mucha gente cree que puede dedicarle unas horas a su novela al final del día, cuando las prioridades anteriores están cumplidas. Sin embargo, para la mayoría de las personas esto no es realista, al final del día puede que no tengan tiempo o estén demasiado cansadas para pensar en su historia. Hay que plantearse con realismo el tiempo que tenemos al día y buscar huecos con antelación. En vez de dejarlo para última hora, levantaos media hora antes si os veis capaces, preparad el desayuno y sentaos frente al ordenador antes de ir a trabajar, eso es la mitad de un MEP, unas 675 palabras, menos de la media que necesitáis para ganar, pero más de lo que conseguiríais si no escribís nada ese día porque por la tarde estáis demasiado cansados.

También hay que aprovechar los días de fin de semana y fiestas que podáis permitiros. Esos son días en los que podéis trabajar durante horas y horas, ganando palabras sobre la media en caso de que en el futuro podáis encontraros algún impedimento, o para recuperar las palabras perdidas durante la semana laboral.

Calculad, si en un fin de semana tenéis seis horas completamente vuestras para escribir, con un MEP de 1.350 eso son 8.100 palabras en un finde, hay 4 fines de semana este noviembre, ya son 32.400 palabras, más de la mitad del reto se puede superar escribiendo solo los fines de semana. Y con medio MEP por cada día laboral tan solo: 675 x 20=13.500.

Es decir: 13.500+32.400=45.900

Y nos faltan todavía 4.100 palabras, pero no pasa nada, que no cunda el pánico, porque no he contado ni el 1 de noviembre (que es festivo), ni el 30 (que es sábado), con tres horas al día tendremos otras 8.100 palabras, superando el reto con 4.000 palabras de sobra 😀

Como he dicho, esto es un ejemplo, que cada cual se adaptará según sus circunstancias.

Programación Mensual

  • Poned un buen calendario de noviembre frente a vosotros, uno de esos grandes donde podáis escribir dentro de cada día.
  • Señalad con claridad las fechas más favorables y menos favorables para escribir que conozcáis con antelación, poned colorines, o la cantidad de palabras/horas que queréis hacer en esos días.
  • Marcad vuestros hitos personales (como que queréis hacer 25.000 palabras para el día 13).
  • Cualquier posible imprevisto se recogerá en el acto y se recalculará el calendario.

En mi experiencia es mejor programar más horas los primeros días, porque siempre se empieza con más ganas y se pueden rellenar un montón de palabras sin que nos demos cuenta. Los días siguientes serán más de luchar y acomodarse a una rutina, pero una vez creada esta rutina las cosas volverán a ir más suaves. Esta montaña rusa hay que acomodarla también a nuestras previsiones.

Tampoco está demás avisar a familiares/amigos/gatos de que puede que estéis ocupados esos días. Regalad un videojuego nuevo a vuestros hijos/pareja para que os dejen en paz. Comprad comida con antelación. No abráis la puerta a desconocidos (a los conocidos sólo si os traen más comida). ¡Y divertiros!

 

¡Deja un comentario!