Hacer mapas para mundos imaginarios: los límites

Después de escribir la entrada sobre la escala, me di cuenta que muchos probablemente hacéis los mapas a ordenador con el gimp o el photoshop, me parece muy bien y es una buena opción, la abuela cebolleta aquí presente solo los usa cuando quiere pasarlos a limpio, pero si a los jóvenes os interesa más hacerlos en digital desde cero aquí hay algunas páginas que enseñan un poco el tema y, de todas formas, estos consejos con aplicables también para el ordenador.

Además, para que veáis un poco el proceso voy a hacer un mapa para mi novela La Reina de los Monstruos que no tiene uno (bueno sí, pero muy a sucio así que no es presentable a nadie xD). Aunque la historia trata de una isla completa, he decido que el mapa se centrará solo en el lado de la isla donde transcurre el 99% de la historia, de todas formas es bastante extensión de terreno y diferentes elementos, así que será una escala grande.

Qué son los límites

Los límites son las lineas que separan diferentes aspectos del mapa. Un límite puede ser la frontera entre dos provincias o países, puede ser el punto donde un desierto se transforma en bosque o unas llanuras en praderas, o donde una calle separa diferentes edificios en una ciudad.

Representación inicial

Al principio no es necesario dar mucha definición a los límites, comentaré otras diferentes representaciones en otra entrada sobre detalles. Su mayor utilidad está simplemente en separar diferentes elementos, diferentes historias, por decirlo así y con representarlos con una linea sencilla nos sobra.

Por ejemplo, en el mapa final es muy raro que representemos el límite entre un desierto y un bosque, estos se suelen representar con un área con puntos (arena) y árboles (bosque), pero en la primera fase de creación sí puede ser útil para hacernos una idea más precisa del mundo que estamos trabajando, cuánta superficie ocupa, dónde están las transiciones… Y podremos corregirlos con mayor facilidad, mientras que si nos ponemos a dibujar arbolitos desde el principio es más engorroso.

Otra forma muy buena de representar algunos tipos especiales de límites son por su nombre o lo que representa: Montañas Rojipúrpuras, Aquí Hay Dragones, Río Quellevamuchaagua… Y es una técnica interesante de representación ya que, aunque no tan precisa como las líneas, nos ayuda a incluir la nomenclatura de los diferentes lugares al principio de la elaboración del plano, que es un habitual dolor de cabeza en las fases finales de la elaboración de nuestro mapa, cuando todo parece quedar limpio y bonito y NO ESTE NOMBRE NO SE LEE BIEN Y HA TAPADO MEDIA CIUDAD Y ÑLDGJLDJGAGHKDJG.

Lo mejor probablemente es una mezcla de ambas técnicas.

Un caso particular (aunque más habitual en tiempos antiguos que los mapas pseudo realistas que se usan en obras de fantasía hoy en día), es el tipo «mapa del tesoro», que a menudo tiene muy pocos límites, ignora las escalas y lo único que aparece representado son diferentes puntos de referencia y alguna guía escrita, el mapa de la Montaña Solitaria de Tolkien es un ejemplo de fantasía de este tipo de mapa, apenas tiene límites que representar, son casi todo puntos de referencia.

Los límites más importantes

En un mapa grande, probablemente serán las líneas de costa y los ríos. En un mapa más localizado, ríos y caminos (o calles, en una ciudad). Obviamente hay más tipos e límites y se pueden poner tantos como tan detallado queramos que sea nuestro plano, pero estos suelen ser los más importantes por una razón muy específica: es donde la gente vive.

La gente vive en tierra, no en el mar, así que queremos saber donde empieza uno u otro (si vuestra historia es muy marítima, podéis hacer un mapa con solo las costas y dejar el interior vacío, hay patadas de mapas antiguos náuticos así). Y la gente necesita agua para vivir y cosechar, o incluso para la industria, así que pocas veces encontraréis pueblos o ciudades muy lejos de los ríos, grandes imperios nacieron y crecieron junto a grandes ríos, países enteros tienen sus fronteras en los ríos, etc. Los ríos son importantes para la gente, así que son importantes prácticamente en cualquier mapa que queramos hacer.

Por supuesto, como estamos haciendo obras de fantasía podemos mandar esta lógica a la porra, si tenéis otra buena razón literaria que la sustituya.

Otros límites importantes y muy habituales son los bosques y montañas, en tiempos antiguos esto era muy habitual porque eran elementos que podían suponer un severo trastorno para cualquier viajero y dejar claros los caminos transitables era vital, en la fantasía actual son habituales porque son lugares ideales donde meter a nuestros infelices personajes y perderles o hacerles sufrir a manos de algún siniestro bicho oculto en una cueva. Mientras en la antigüedad estos límites decían “no te metas aquí”, en los mapas de fantasía generalmente es donde terminamos metidos de cabeza.

Puntos de referencia

No son exactamente un límite, pero voy a incluir aquí ya que está muy relacionado con esta parte del proceso y no me parece necesario hacer otra entrada sobre el tema. Los puntos de referencia son elementos específicos y concretos del mapa, generalmente su mera existencia es necesaria para entender el mapa, pero a veces pueden servir para orientarnos en una dirección, por ejemplo.

Un punto de referencia es un pico concreto de una montaña, en un mapa a gran escala puede ser una capital (representada precisamente con un punto, si queremos), y en un plano de esa misma capital puede ser el Palacio de la Emperatriz Ultrasuprema (y dibujaremos el palacio y ocupara media ciudad, porque es así de importante).

En los mapas del tesoro, que ya he mencionado arriba, los puntos de referencia son prácticamente lo único que se tiene para orientarse: no hay necesariamente direcciones, ni hay escalas, apenas hay un camino… Solo hay: ve hacia el Pico Nevado, gira hacia la Casa de la Bruja y sigue hasta el Bosque Sombrío donde estará el Camino del Tesoro, al fondo está el baño.

Resumiendo. Límites y puntos de referencia son la base para hacer un mapa comprensible, si solo queremos un mapa chapucero para entendernos nosotros mientras desarrollamos nuestra historia, con todos estos elementos tendremos lo suficiente para hacernos una idea. Pero si queremos hacer algo más presentable, entonces tendremos que entrar en los diferentes tipos de detalles para dar más vida y complejidad a nuestro plano.

Y siguiendo todos estos puntos, este es más o menos el plano para La Reina de los Monstruos hasta la fecha:

Ethlan_sucio

 

En la entrada anterior recomendé cuadrícula azul claro u ocre, observaréis que es verde, la razón es que yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así (en realidad, no importa mientras se pueda quitar bien después y no confundáis las líneas con otra cosa). También es bastante claro que es una chapuza, en las etapas siguientes irá quedando más bonito, no os preocupéis.

Ahora, las siguientes entradas quizá tarden un poco ya que amenazan ser bastante densas. Voy a entrar en las diferentes representaciones del terreno, definiendo un poco cómo se conforman y por qué. Como son temas que pueden dar para mucho, me preguntaba si estáis interesados en que las entradas sean lo más sencillas posibles, solo ejemplos gráficos y una pequeña descripción, o preferís que entre más en materia, para que veáis como puede influir el clima, por ejemplo, en que las montañas sean redondeadas o puntiagudas, o por qué todos los ríos van al mar (spoilers: todos no). Me parece que son detalles en los que quizá valga la pena pararse un poco porque  pueden enriquecer y dar realismo a un entorno de fantasía.

3 comentarios en “Hacer mapas para mundos imaginarios: los límites

  1. Me gustan los mapas, así que todo lo que quieras y te apetezca comentar será bien recibido, pero vamos, tampoco te canses ^^u. Aunque ahora me has picado la curiosidad con lo del clima y la forma de las montañas 😛

    Por otro lado: tu mapa se parece a Nessie 😀 Nah, símplemente que no me imaginaba el extremo de la isla con esa forma, pero a ver cómo te va quedando 😀

    Yo soy de las que suelen hacer los mapas directamente en digital, porque he descubierto que se me da mejor y que me quedan más bonicos (aunque sigo sin saber hacer mapas de ciudades XD), así que le echaré un ojo al enlace que dejas. ¡Gracias! ^^

    Lo del tipo de mapa que se haga supongo que también dependerá del tipo de historia que se quiera contar, no sé, es interesante 😀

    1. @Rethis, *cof* *se estira y saca sus learnings*
      Generalmente se puede saber si una montaña es de formación reciente o vieja por su forma, si tiene formas angulosas tiende a ser reciente, si es antigua tiende a ser más redondeada por las fuerzas de erosión que han pulido sus bordes y van degradándola. Sin embargo, en zonas donde hay bruscos cambios de temperatura o tiempo muy frío las rocas tienden a quebrarse, formando montañas angulosas y pedregosas. Etc.
      Puedo enrollarme como las persianas respecto a estos temas. Mi idea es dividir los diferentes elementos de un paisaje en función a su origen en diferentes entradas: origen abiótico (geología, clima/montañas,ríos…), origen biótico (bosques, praderas…) y origen antropológico (pueblos, caminos…); y de ahí sacar las más habituales y algunas anomalías, porque son guays para una historia. Y si algún punto merece más detalle (no sé, como ciudades, igual) dedicarle una entrada aparte.

      Por otro lado: tu mapa se parece a Nessie
      lol no me había dado cuenta. Se supone que la forma es una zeta estirada por las puntas, quería que recordara un poco a la forma de una galaxia, pero derp, Nessie es aceptable también xD

      Lo del tipo de mapa que se haga supongo que también dependerá del tipo de historia que se quiera contar, no sé, es interesante
      Sí, menciono un poco los diferentes tipos de historias en la entradas. Me voy a centrar un poco en el mapa general que es el que más veo usarse en fantasía, pero también mencionaré otros.

      1. @Ainara Manrique, ¡Muchas gracias por la explicación! Había cosas que sí sabía, pero otras no tanto (como lo de los cambios bruscos de temperatura).

        Es que la silueta en pequeñín no se aprecia mucho, pero sí, lo de la galaxia también tiene su punto, aunque no sé si esa es la forma más popular y que primero hace pensar en que es una galaxia ^^u.

¡Deja un comentario!