Una guía para aprender a escribir personajes femeninos

Me he encontrado muy a menudo escritores (y hombres en general, también) que encuentran a los personajes femeninos ‹‹difíciles››.

En otras entradas he intentado hacer ‹‹Cómo escribir…›› sencillos para diferentes aspectos de la construcción de una historia, pero creo que para este problema no hay respuestas fáciles, ya que es un asunto que va más allá de la simple habilidad literaria, es un síntoma del desequilibrio social y no hay respuestas fáciles para estos problemas.

Es el desequilibrio conocido como patriarcado.

Sí, esta es otra entrada donde me va a salir la vena feminista por todas partes. Sin embargo, si queréis ser un poco de mejores personas en general, y de buenos escritores en particular, igual os conviene seguir leyendo.

No es culpa de los personajes femeninos (ni de las mujeres)

Volved a mi primer párrafo, observad cómo escribo ‹‹personajes femeninos difíciles››, porque es una expresión que he visto ser usada mucho. También oiréis o, incluso, habréis dicho frases como ‹‹las mujeres son raras›› o ‹‹las mujeres son un misterio››.

Chorradas.

Ese tipo de expresiones son un problema porque implica que los personajes femeninos (y las mujeres) son las culpables de los fracasos de los escritores (hombres). Si un escritor varón hace personajes femeninos de mierda, la excusa es: ‹‹los personajes femeninos son difíciles››, no ‹‹es un escritor torpe y chapucero››.

La realidad es que los personajes femeninos (ni las mujeres) tienen culpa alguna. En el patriarcado las mujeres son sistemáticamente apartadas y eliminadas de la vida pública, de las historias, de la Historia, y a las que se les ocurre asomar el morro se las confinan en nichos como el ‹‹género romántico›› o las ‹‹cosas de chicas››.

En sí mismo, ni el ‹‹género romántico›› ni las ‹‹cosas de chicas›› deberían ser descriptores negativos, el problema que, bajo el patriarcado, estas etiquetas se emplean como grandes letreros de neón para advertir a los hombres que no toquen esos libros, esas películas, esos cómics, esas series, etc. (a no ser que quieran que sus cualidades viriles se resequen y se caigan por culpa de rayos lásers rosas o algo así, yo qué sé). Las etiquetas sirven así para marginalizar socialmente cualquier cosa considerada ‹‹femenina›› de forma más sutil y extensiva que la censura y discriminación abierta (que también ocurre), haciéndola más difícil de señalar y combatir.

¿Consecuencias? La mayoría de los hombres pueden vivir alegremente su vida sin tener que enfrentarse en profundidad a nada vagamente ‹‹mujer››, ergo, no están familiarizados con las mujeres, ergo, no tienen ni puñetera idea de cómo escribir sobre ellas (y no, follar y/o casarte con mujeres tampoco implica en forma alguna que tengas una compresión en profundidad sobre las mismas).

Básicamente, echar la culpa a los personajes femeninos (y mujeres) cuando son el grupo oprimido es un ejercicio de hipocresía de proporciones épicas. Los hombres no saben escribir mujeres porque sistemáticamente las han apartado de sus vidas. Punto.

Las mujeres son humanas

Probablemente haya algún lector ahora mismo pensando ‹‹pero, pero… si yo soy un Buen Chico[in], yo no marginalizo mujeres, bla bla bla…››.

Vamos a ver, claramente hay individuos que, personalmente, son honestas buenas personas, como escritores que saben hacer personajes femeninos decentes. Eso no quita que, colectivamente, los hombres son un grupo opresor.

Paradójicamente, una forma en la que esta opresión se manifiesta en considerar a las mujeres como un colectivo único. A consecuencia, te encuentras escritores que intentan librarse de su torpeza pidiendo a compañeras su ‹‹opinión femenina››.

Ummm.

Primero, las experiencias de las mujeres son tan bastas como mujeres hay, y sus opiniones igual. Las mujeres nacen y aprenden también como vosotros en entornos machistas y, muy a menudo, sus opiniones reflejarán ese machismo, no por ser mujeres se van a librar. Así que no preguntéis a ninguna mujer que:

a)      no entienda de teoría literaria y de género, para empezar.

b)      no os haya ofrecido ayuda.

El punto b) es importante porque, aunque al principio a muchas mujeres les gusta que se les pregunte su punto de vista, como todo el mundo, al final se acaban frustrando porque se dan cuenta que solo acuden a ellas para dar su ‹‹opinión femenina››. Las mujeres tenemos conocimientos, ideas y opiniones más allá de nuestras posibles identidades, parad con esa mierda de una vez.

Así que, si os sale un personaje femenino mal, no uséis el ‹‹pues tengo una amiga que me dijo que estaba bien››. Descargar la responsabilidad de vuestro propio trabajo e investigación en las mujeres que os rodean es de incompetentes.

Concretando…

Vamos a hacer un resúmen. ¿Veis este cómic que compara el patriarcado con Matrix[in]? Es una metáfora estupenda:

Habéis crecido dentro del Patriarcado, ha permeado vuestra educación desde antes de que fuerais capaces de desarrollar memoria y un cerebro consciente con identidad propia. Estáis tan inmersos en él que no lo veis y, cuando de casualidad os tropezáis con un ‹‹glitch››, vuestro cerebro está tan acostumbrado a racionalizar los problemas a favor del Patriarcado que asumís que es un problema femenino (‹‹los personajes femeninos son difíciles››), y no un fallo del programa que tenéis insertado en el cerebro.

Probablemente algunos estéis a gusto con la Matrix porque, eh, estáis en lo más alto, el status quo os favorece y el mundo fuera del Patriarcado parece duro y difícil. ¿Para qué hacer nada? Seguid escribiendo personajes femeninos de mierda, sois hombres, tendréis más posibilidades de que os publiquen que si fuerais una mujer, de cualquier forma (y de ganar premios, y reconocimientos, y ser considerados maestros de la literatura, y bla bla bla).

Pues yo creo que si sois buenas personas, y apreciáis las buenas historias, deberíais estar cabreados con la Matrix. El Patriarcado ha escondido la experiencia vital de más del 50% de la población, os ha quitado historias maravillosas, personajes inolvidables, mundos en los que jamás se os hubiera ocurrido adentraros, lecciones que podrían cambiaros la vida. Os ha vuelto tan ciegos que no podéis ver si quiera la mitad de las cosas que ocurren a vuestro alrededor, tan torpes que tenéis problemas para relacionaros con la mitad del universo, tan inútiles que no sois capaces de escribir convincentemente a un colectivo que representa el 50% de la humanidad, os ha transformado tiranos lo queráis o no.

Deberíais estar muy cabreados, del tipo de echar espuma por la boca.

Y, ¿la solución cuál sería?

Pues desprogramar Matrix de vuestro cerebro

Y, ¿cómo se hace eso?

Leyendo, escuchando, aprendiendo, analizando vuestra propia posición en el mundo y reconociendo los ‹‹glitch›› por lo que son.

Coged libros sobre teoría feminista y de género, con puntos extra si las escritoras intersectan otras formas de discriminación en sus escritos (racismo, xenofobia, homofobia, transfobia, pobreza, etc.). Atreveos a leer novelas escritas por mujeres, incluidas ‹‹cosas de chicas››, os sorprenderíais de cuantos clásicos escritos por mujeres que se recogen bajo ‹‹románticos›› en muchas librerías y colecciones ni siquiera son románticos (Jane Austen escribía principalmente comedia, Elizabeth Gaskell hacía drama realista con críticas bastante agudas a todas las instituciones que se os ocurran: capitalismo, iglesia, militar, capitalismo otra vez, sindicatos, etc.), buscad también mujeres bajo seudónimos, especialmente en campos considerados ‹‹de hombres››, hasta hoy en día las mujeres tienen que ocultar su identidad para ser vendibles (JK Rowling). Estudiad historia, no la Historia General que nos venden continuamente, buscad historia hecha por individuos, historias de mujeres, las ha habido en todas partes, en todos los oficios y en todas las luchas que podáis imaginar, pero han sido sistemáticamente ignoradas y sus méritos acaparados por los hombres. Leed blogs también, blogs escritos por mujeres, sobre temas femeninos o no, apreciad la variedad y los diferentes puntos de vista que traen con ellas.

No podemos desinstalar Patriarcado de todas las cabezas y de la sociedad en conjunto, así que con los conocimientos que vayáis ganando debéis desarrollar un buen sentido crítico, tanto para otros, como para vosotros mismos, ya que el programa nunca va a desinstalarse del todo y siempre hay el riesgo de que se descargue una actualización sin daros cuenta. Si queréis entender mejor a las mujeres y que vuestras obras reflejen mejor vuestro nuevo conocimiento del mundo en el que vivís y sus personas, plantearos que va a ser un trabajo para largo y desagradable.

2 comentarios en “Una guía para aprender a escribir personajes femeninos

  1. Antes que nada, recibe un cordial saludo desde Venezuela (para variar el pais machista que se jacta de tener las “mujeres mas hermosas del mundo”)
    Como remero de escritor barato, como me han dado problemas los personajes femeninos. Si no son el interes romantico de mis planos personajes masculinos, son la victima y mas recientemente la mala de la historia. Aunque debo admitir que he escrito un par de cosas en el genero del romance, en una reciente colaboracion con un colega, para variar escritor barato, no sabes como se me “dificulto” escribir una parte donde uno de los personajes femeninos de la historia compartia mesa con sus colegas secretarias y debi apelar por los malvados estereotipos.
    Si puedo mencionar dos escritoras mujeres es como que mucho (Teresa de la Parra y Agatha Christie). Y en el mundo del comic, si te digo que he leido algo escritor por una mujer te estaria mintiendo. Y no dejo de preguntarme, sera verdad lo que unas personas me han dicho que soy de lo peor como escritor?
    Intente darle peso no a uno, si no a un grupo de personajes femeninos en una de mis historias, pero por razones personales tal relato termino en una carpeta e inconcluso. Posteriormente salio esta atrocidad (https://www.fictionpress.com/s/3156202/1/La-Magia-de-Lorena)
    Disculpa la “ignorante” pregunta, obras literarias como Twilight y las sombras de Grey se les pueden tildar de feministas? Y agrego tambien, que opinan las feministas de la serie sex and the city?
    Asi que agradezco tu guia para escribir personajes femeninos y puedes destruir el pseudo relato que hice (en el link dejado arriba) cuando y como gustes.

    1. @Victor Segovia, hola, primero, gracias por comentar, me alegro que la entrada te haya sido de utilidad 🙂
      Ahora a comentar algunas cosillas:
      1º Como digo en la entrada, si no conoces mujeres escritoras solo hay que buscarlas un poco. Hay muchas.
      2º Ni Twilight Ni 50 Sombras pueden considerarse feministas en forma alguna, más bien lo contrario, ambas muestran relaciones abusivas y desequilibradas de forma romántica, así que no de no.
      No tengo ni idea de qué “las feministas” piensan de Sex & the City porque no he ido preguntándoselo a todas, pero por lo poco que he visto es una serie anodina sobre pijas ricachonas. Está creada y mayormente escrita por hombres, no veo lado feminista por ninguna parte, si te interesa eso.
      De todas formas hay que entender que el feminismo es un movimiento que reconoce la situación de opresión de la mujer en sus diferentes formas y lucha por destruirla. Una obra tiene que tratar este tema o ser relevante por sí misma en el movimiento para que yo la considere feminista. Esto no quiere decir que una obra que no sea feminista sea machista, si no que, sencillamente, no es relevante en forma alguna para el movimiento.

      4ºSobre el relato, creo que tu personaje femenino adolece un poco de falta de personalidad. En general, creo que todo el relato sufre bastante de “muestra y no digas”, es decir, tu narración nos informa de lo que pasa, pero no nos muestra mucho a los personajes reaccionando y algunas de las pocas reacciones son raras (nadie reacciona haciendo correctamente una llave de judo después de una sola lección, ni nadie normal deja pasar las cosas cuando le atacan).
      Empiezas hablando de los problemas de tu protagonista (dinero, estudios…), pero no se entiende bien, ¿de dónde vienen tantos problemas? ¿Tiene tu protagonista déficit de atención? ¿Por eso le cuesta estudiar? Eso sería un interesante rasgo de personalidad, por ejemplo. Sea lo que sea, quizá deberías hacer un poco más hincapié en ello para que el carácter de la protagonista surja con fuerza desde el principio.
      La historia que presentas no parece mala, pero deberías trabajar más la forma de narrarla.

¡Deja un comentario!