Corrección de textos: donde las cosas se ponen difíciles

Trabajando en el manuscrito que tengo terminado para que sea algo que otro ser humano pueda leer, me he encontrado con un enorme pifostio. En realidad ya lo veía venir cuando lo escribí y tome notas, pero estando en la fase de reescritura es cuando mayor dolor de muelas me está dando, os voy a explicar un poco por qué.

No me gustan demasiado las historias de conspiraciones, tampoco creo que se me de bien escribirlas, sin embargo, por el desarrollo de la historia hay una parte donde termino metiendo a mi protagonista en un palacio y tengo que hacer que sobreviva ahí, de modo que mucha parte de la historia deriva en lidiar con intrigas. ¿Por qué metí al personaje en esa situación? Porque me pareció interesante para su desarrollo (no me gustan las conspiraciones, pero tengo debilidad por historias que sacan a los personajes de su elemento), encajaba con la lógica del mundo que creé y aportaba variedad a la trama.

Pero no me gusta naaaaada escribir sobre ello, ni siquiera sé si lo estoy haciendo bien, porque no puedo coger referencias de una temática que me gusta poco para empezar, solo puedo tener en cuenta los aspectos más técnicos de la narración de historias y aplicarlos como me parezca más apropiado. Es como la sopa de pescado, que odio a muerte me da igual si está bien hecha o mal hecha, pero como el pescado es sano si un día quiero prepararla seguiré una receta e intentaré hacerla lo mejor posible, pero nunca podré juzgar el resultado final tan bien como haría, por ejemplo, si fuera una tarta de chocolate, ni con tantas ganas, ni tanta inspiración, ni… Quiero tarta, ¿de qué hablaba?

Aaah, sí, escribir, cosas de escribir.

Durante mi fase de toma de notas pensé que lo mejor sería sacar las tijeras y hacer toda esta parte lo más corta posible, incluso consideré un salto temporal, o centrar la atención en otros personajes que estuvieran haciendo cosas más entretenidas (que, al final, también he incluido por ja ja ya son SEISCIENTAS PÁGINAS ¿por qué no más? ¿qué importa? *risas histéricas*). Me recordé que si había llevado mi argumento por allí era por una razón, o varias, y que lo mejor sería centrarme en las buenas razones por las que este aspecto del argumento existe y usarlas para para hacer una buena historia. Es difícil, quiero decir, hay ciertas escenas que he reescrito desde tres puntos de vista diferentes porque no terminaba de encontrarle el enganche (ahora creo que lo he pillado), pero puedo con ello.

Más adelante convenceré a algún tonto un alma caritativa que revise el manuscrito y que me diga si esa parte es potente o no.

Y si todo se tuerce, tengo un Plan B que es prenderle fuego a todo y empezar desde el principio.

AJAJAJAJAJAJAJAJA
AJAJAJAJAJAJAJAJAJA

 

2 comentarios en “Corrección de textos: donde las cosas se ponen difíciles

  1. Ufff, igual ya es un poco tarde para esto, ¿pero no había más situaciones que sacaran a la prota de su elemento en lugar de un tema que no te gusta demasiado tratar? Porque a la larga creo que al final eso hace que se escriba y trabaje más a gusto y me parece importante ^^u.

    Pero el caso, ¿estás diciendo que en lugar de recortar tu historia ha crecido? XDDDD

    Que conste que coincido contigo que encontrar el punto de vista en según que escenas, capítulos o sucesos es un dolor. Yo estoy atascada con varios relatos que no sé como enfrentarme a ellos por eso mismo.

    Mucho ánimo y a ver si pronto celebras una victoria sangrienta sobre el borrador original, cercenándolo y mutilándolo y torturándolo (en lugar de él a ti, me refiero).

    1. @Rethis, no se me ocurrió ninguna situación diferente =P, de todas formas intento suavizarlo metiendo un poco de acción como quien no quiere la cosa, desarrollo de personajes y algo de comedia, así me divierto más.
      Pero el caso, ¿estás diciendo que en lugar de recortar tu historia ha crecido? XDDDD
      Sí.
      *cara de loca*

      El punto de vista, a ojo de buen cubero, es elegir quién va a perder más en ese momento, o quién tiene una urgencia más inmediata en la escena, o un contacto más directo con lo que quieres mostrar. Pero sí que es difícil darse cuenta cuando no está tan claro o el personaje es demasiado secundario para un POV o tampoco quieres dar DEMASIADA información al lector en ese momento. Nnnngh idk. Algún día escribiré una historia donde el punto de vista será 100% un loro en una jaula. Menos problemas.

      Gracias ^^

¡Deja un comentario!