Construir mapas para mundo imaginarios: formas muertas

Hola a todos, bienvenido a otra entrada sobre cómo hacer mapas de fantasía, las anteriores están por aquí.

En esta entrada trataré las formas muertas y como «formas muertas» me refiero aquí a las formaciones del paisaje creadas y formadas por fenómenos principalmente físicos: mares, montañas, ríos… Es un tema muy complejo como dije antes, intentaré hacerlo sencillo y útil, pero primero vamos a revisar algunos asuntos básicos.

La superficie terrestre vive continuamente procesos de construcción y destrucción:

  • Construcción: el proceso más relevante es el relacionado con la tectónica de placas, donde se crea nuevo suelo a través de separación de las placas o por volcanes. También puede «crearse» suelo nuevo con la sedimentación, cuando partículas de tierra de otras zonas se depositan en nuevos lugares (aunque esto no es 100% tierra nueva, pero no me seais picajosos que tengo poco tiempo).
  • Destrucción: viene dada principalmente por la erosión, que puede ser de dos tipos principales.
    • Física: fenómenos de rotura, choque, abrasión…
    • Química: disolución, acidificación, oxidación…

También existe la erosión biológica (plantas y animales) y antropológica (humana), pero esta entrada trata principalmente de elementos abióticos, así que no los cuento ahora. Estos son los principales procesos que van dando forma al entorno, así que por eso me ha parecido oportuno revisarlos un poco.

Ahora sí, vamos a por los elementos del paisaje.

Elementos del paisaje

Mares y costas

En un mapa muy genérico con una escala muy grande, las líneas de costa generalmente aparecen representados con una línea irregular, casi a mordiscos; el agua suele aparecer como líneas finas bordeando la costa o como olas u ondas.

Cuando nos vamos acercando en un plano al dibujo de una costa, empezamos a ver formaciones un poco más particulares:

  • Playas: las playas se forman donde la fuerza del mar es lo suficientemente débil como para no poder sostener más las partículas que lleva el agua y se acaban depositando, por eso suelen aparecer generalmente en zonas hundidas en la línea de costa, ya sea porque su forma es así o por el propio trabajo del mar avanzando tierra adentro. Suelen tener formas de media luna o arco, pero dependiendo del terreno pueden crearse formaciones muy peculiares.
  • Deltas: cuando un río lleva mucha fuerza y desemboca en un mar tranquilito, generalmente le gana terreno, creando unos deltas de forma habitualmente triangular que está constituido por la sedimentación de las partículas que el río arrastra (por eso siempre han sido zonas muy populares para la agricultura, este limo es muy rico).
  • Estuario: básicamente, el opuesto al delta, el río es muy débil y/o el mar muy fuerte, entonces las mareas avanzan tierra adentro, comiéndose un poco la línea de costa. Igual que el delta, tiende a ser triangular, pero depende también de cómo se enfrene la costa al mar (si la corriente es más fuerte por un lado puede erosionar más una orilla del río que la otra).
  • Penínsulas, itsmos, respingas, etc.: muchas aparecen cuando una zona del terreno es especialmente dura, el mar tarda más tiempo en erosionarla que el terreno de al lado, así que van formándose como si fueran salientes mar adentro. Pueden tener infinidad de formas: triangulares, redondeadas, en ángulos (la Península Ibérica es casi un cuadrado :lol:). A escalas grandes las formas dependen más del terreno original que de la acción de las aguas.

map_estuariomap_playarcomap_peninsula

Otras formas peculiares que pueden aparecer en las costas son fiordos, lagoons

Montañas y colinas

La mayoría de las montañas se forman por plegamientos del terreno, al chocar unas placas contra otras estas se “arrugan” y crean formaciones elevadas, así se forman también cordilleras. Las montañas solitarias suelen ser raras y asociadas a fenómenos de vulcanismo. Cuanto más alta y reciente sea una montaña, suele tener formas más agudas y picudas, por dos razones:

  • Si es reciente (y en términos geológicos podemos hablar de cientos de miles de años), la montaña no ha tenido tiempo de sufrir mucha erosión del viento y la lluvia, que tienden a comerse los bordes más afilados.
  • A mayor altura, más frío, esto genera gelifracción en las rocas, que es su rotura por la presencia de agua en los huecos de las piedras, al helarse el agua aumenta de volumen y puede llegar a romper las rocas, a veces hasta grandes trozos de terreno pueden venirse abajo así. El contraste de temperaturas crea un efecto similar (termoclastia), en rocas con diferentes componentes unos se dilatan/contraen más que otros con el calor/frío, generando tensiones internas en la roca que terminan rompiendo. Esto genera nuevos ángulos en las montañas. Las montañas donde ocurren con frecuencia estos fenómenos tienden a ser pedegrosas e inestables, por si queréis hacer un poco más de zoom en ellas (PD: la termoclastia es más habitual en desiertos y zonas áridas que en montañas).
  • Cuanto más vieja más rocas se han roto, más altura pierde, más pequeña tiende a ser, y también más redondeada ya que la erosión del viento y la lluvia termina por atacar los bordes, haciendo que pierdan su agudeza. En pocos mapas de fantasía suelen representarse estas montañas, ya sea porque estén cubiertas de bosques o porque al ser más bajas y menos complicadas para el viajero son menos interesantes de representar parece.

map_colina map_cordillera map_montana

  • Las colinas, aparte de poder ser montañas pequeñitas, pueden tener orígenes más diversos que el de una montaña pueden ser dunas que se han quedado quietas, sedimentación en una zona peculiar, incluso túmulos (aunque esto es algo humano)…

Ríos

El agua es muy perezosa, siempre deja que la gravedad la lleve por donde quiera y se cuela por cualquier rendija por donde no tenga que hacer mucho esfuerzo para moverse. Esto qué quiere decir, quiere decir que el agua siempre va de arriba a abajo, es decir, de una zona alta (montañas, cornisas…) desciende hasta las llanadas para desembocar en mares, otros ríos o, en casos peculiares, en el propio terreno, creando deltas interiores.

En mapas a gran escala, los ríos serpentean, siendo normalmente finos y ramificados en su nacimiento en las montañas y de mayor grosor y menos dividido a medida que avanza por el terreno.

Acercándonos más a nuestro plano, estas formas suelen seguir la lógica del agua.

  • En las zonas altas las corrientes son rápidas debido a la pendiente del terreno y el agua corre por el fondo de los valles. El agua que cae en las laderas si no encuentra hueco lo hace, así se crean arroyos estacionales, cárcavas y otras formaciones. La forma del río parte de la forma que tenga el valle, pero luego la forma de este puede alterarse a medida que el agua lo va trabajando también.
  • En las zonas más llanas, donde no hay tanta pendiente a las orillas de los ríos, éstos pueden tener un trazado relativamente recto cuando son jóvenes pero, a medida que un río se hace viejo (en edades geológicas) tiende a curvarse formando meandros, cuanto más viejo el río, más curvado el meandro, llegando a formarse incluso lazos o a estragularse a sí mismo. Esto se debe a pequeñas variaciones en el terreno aparentemente llano, el agua siempre tiende a erosionar más un lado que el otro, depositando sedimentos en la orilla contraria, el continuo flujo de erosión y deposición en las diferentes orillas es lo que crea estas curvas.

map_rio

Como muchos otros elementos, este es un esquema básico y hay excepciones y formaciones extrañas dependiendo del terreno y su entorno; como el nacimiento de un río que proviene de la aparición en superficie de una corriente subterránea, en cuyo caso no se aprecia sus ramificaciones en los valles.

 Desiertos

La definición de desierto está relacionada con la presencia de agua, la escasez hídrica define al desierto, por lo que puede presentarse de diferentes formas, aunque las más habituales para representar son:

  • Desiertos de arena: dibujados como puntitos y/o dunas, son los primeros en los que suele pensar la gente cuando habla de desiertos. Las formas de las dunas vienen dadas por los vientos, que suelen ser fuertes debido a los cambios bruscos de temperatura. Mi profesor de geología nos dijo una vez que si nos perdíamos en el desierto siguiéramos los cuernos de la duna, pues marcaban en la dirección de la que venía el viento dominante y, por tanto, el mar.
  • Pedregales: la mayoría de desiertos son estos, en realidad, otra característica común de muchos desiertos son los grandes cambios de temperatura, de calor a frío, por lo que ocurre el mismo fenómeno que en las montañas, incluso a mayor escala aún. No se suelen ver en muchos mapas de fantasía, pero su pueden representar poniendo pequeño grupitos de piedras y quizá una ramita raquítica para hacerse a la idea de que es una zona un tanto estéril.
  • Oasis: un oasis es un lugar que por alguna misteriosa razón tiene agua, generalmente agua subterránea que asoma en un punto cualquiera (también pueden hacerse oasis artificiales con pozos y canalizaciones, pero esto es algo antropológico). La representación más típica es un pequeño lago con algunas hierbas, y una palmera, si nos ponemos clásicos.

Aunque esto es un elemento biológico, poner plantas típicas de desierto como cactus, o arbolitos solitarios y resecos también pueden señalar la presencia de algún tipo de desierto en el mapa, ya que pocos desiertos están totalmente ausentes de vida y son marcadores muy claros del tipo de entorno que queremos representar.

map_dunas2 map_dunas1

Generalmente los mapas que se imprimen no están dibujados con colores (probablemente por caro), pero pongamos que sí y por tener en cuenta si queréis incluirlo en una historia; es el color de las arenas (esto también vale para las playas):

  • Pálidas: la mayoría de las arenas tienen un tono pálido, esto es debido a que gran parte de su composición es sílice (cuarzo) que es un mineral blanco/translúcido. El cuarzo es también muy estable químicamente, es decir, aguanta bien la erosión química; y muy duro (7 en la escala mohs) por lo que también aguanta bien la erosión física. También es el mineral más abundante de la tierra, por esto está presente en casi todas las arenas, mientras el resto de minerales se diluyen o son arrastrados a otras regiones como limo minúsculo, el sílice aguanta y se acumula.
  • Naranja: otros minerales que suelen ser relativamente estables, y bastante abundantes, son los sulfuros (y óxidos) metálicos, estos son los que dan ese tono anaranjado a la arena, la presencia de un tipo u otro y su cantidad hace que tiren a más amarillenta o más rojiza.
  • Otros: el color depende mucho también de la composición original de la roca de la que proviene la arena, así hay casos de arenas casi completamente blancas (sal, yesos…) o gris negruzco (zonas asociadas a vulcanismo).

Más formaciones

Pongo algunos otros elementos paisajísticos que pueden dar algo de vida a un mapa, pero hay cientosmiles de ellos, algunos muy curiosos, ¡investigad! es divertido.

  • Depresiones: son zonas bastante hundidas respecto a las de su alrededor, como grietas en el terreno. Se pueden diferencias de los valles (aunque un valle también es una depresión, técnicamente) por tener paredes altas y no estar asociadas a montañas. A menor escala pueden aparecer grietas por simples movimientos de tierras como terremotos, inundaciones, desestabilización de terrenos (tras una tala masiva en una ladera inclinada, por ejemplo), etc; a escalas mayores puede ser por la separación de placas tectónicas.
  • Lagos: la descripción algo bruta de lago es un sitio donde se ha acumulado el agua y es más grande que un charco. Generalmente ocurre en áreas donde el terreno es más bajo que el terreno de alrededor. También tienen la peculiaridad de estar siempre asociados a, al menos, dos ríos (frecuentemente, más), uno es el que lleva el agua, el otro es el que la saca porque siempre debe haber cierto equilibrio, si no el lago se secaría rápido o se desbordaría. Ocasionalmente, estos ríos no se ven, la razón es la misma que con los oasis, provienen de corrientes de agua subterránea, donde el terreno del lago sencillamente está por debajo del nivel freático de las aguas de la zona. Si el lago es grande y salado es un mar interior.
  • Mesetas, precipicios, etc: a veces el terreno sobresale como una casi perfecta línea vertical del terreno que le rodea sin razón aparente (más que reírse en la cara de las percepciones humanas, claro), hay varias razones para esto, desde depresiones (que ya he mencionado arriba), pero vistas a menor escala por lo que el lado contrario no aparece en el mapa,  una montaña con forma rara, el efecto de la erosión del mar, viejas plataformas continentales abandonadas, etc Estas formas son un poco atravesadas de representar, porque si lo hacemos a vista de pájaro solo vemos una línea quebrada que no dice mucho, así que habitualmente se enfocan de medio lado o tres cuartos.

Como estamos creando historias de fantasía podemos experimentar con formas diferentes y con algunas excepciones, pero hay que tener en cuenta que todos estos elementos tienen tras de sí una lógica y hay que entenderla antes de saltárserla, para saltársela bien. Otra cosa, a no ser que estemos construyendo un mundo cuya lógica sea precisamente lo ilógico y desconcertante, creo que no hay que abusar de las excepciones y las rarezas, deberían existir para dar pinceladas de color e interés a nuestro mapa, si no podría quedar recargado. ¿Qué os parece? ¿Qué más elementos interesantes se podrían poner en nuestro mapa para enriquecerlo y darle vida?

Un comentario en “Construir mapas para mundo imaginarios: formas muertas

¡Deja un comentario!