Cómo hacer una casa hobbit – Parte 3

[Haced click aquí para ver las entradas interiores (: ]

Fase 4: Tierras

Aquí es donde nuestra casa hobbit se convierte de verdad en un agujero bajo el suelo. Echaremos tierras todo por encima de nuestra construcción, a saco.

La base puede ser la propia piedra que arrancamos con el saneamiento, de hecho, es mejor para el medio que sea al menos de un tipo parecido para el crecimiento de las plantas autóctonas, en nuestro caso he mencionado antes que es  piedra caliza. La base pude ser de unos 20-30 cm, el espesor tendrá que considerarse en los cálculos que se hagan sobre pendientes, el grosor y forma de la piedra que usemos de base será importante para calcular el drenaje y la sustentación del conjunto.

La tierra orgánica también puede ser perfectamente la que quitamos al principio de la zona, la cantidad a echar dependerá de lo que queramos plantar encima y lo que nos apetezca gastar (¿he dicho ya lo cara que es la tierra orgánica?). En general, con unos 20 cm puede ser suficiente para herbáceas y arbustillos.

De todas formas, aunque un inmenso roble sobre nuestra pequeña colina sería ideal, no es buena idea plantar uno, no importa cuánta tierra echéis encima, los robles tienden a tener una raíz principal enorme (considerar, casi lo mismo que crece por arriba crece por abajo) y hay riesgo de que con el tiempo reviente nuestra casa hobbit. Puede haber hasta corrimientos de tierra, si hay mucho viento en la zona y nuestro árbol no ancla bien al terreno.

Hablando de corrimientos de tierras, vamos a sacar este dibujo de la entrada anterior…

Como podéis ver en el dibujo, nuestra casa hobbit tiene una importante pendiente en sus paredes exteriores. Siendo que vamos a echar tierras sueltas, a ojo de buen cubero, cualquier inclinación mayor de 35º con tierra suelta es inestable (depende del tipo de tierra y otros factores, pero cálculos precisos los dejaré para cuando me toque la lotería y me pueda hacer mi casa hobbit de verdad) y de más de 1’5 metros de altura es, además, muy peligroso.

Como he dicho antes, el territorio donde está ubicado este agujero hobbit es muy húmedo, así que también corremos el riesgo de que la lluvia arrastre nuestra preciada tierra orgánica antes de que nuestro jardín crezca lo suficiente como para sujetar la tierra, así que aquí tenemos varias opciones, podemos quedarnos con una o con todas:

  • Mallas: hoy en día hay mallas muy discretas que se ponen sobre la tierra y la sujetan mientras crece la vegetación, con los años, será la vegetación la que sujete la tierra ya que algunos tipos de mallas son hasta biodegradables. He visto usar este tipo de mallas hasta en paredes verticales, de momento no se han venido abajo ni nada (las veo desde el tren xD), pero es mejor que nuestra casa hobbit tenga inclinación, las formas redondeadas quedan más naturales.
  • Terrazas: este estilo de protección se ven en algunas carreteras, básicamente son salientes que evitan que las tierras se muevan, forman como escaleras, en nuestro caso, al no tener mucha altura, con que sean pequeñas bastan y, sobre las mismas, podemos plantar flores y usar las propias paredes de nuestra casa hobbit como jardín. La puerta y las ventanas también pueden hacer de soporte para mantener la tierra en su sitio, los marcos de madera pueden sobresalir hacia fuera (ver el dibujo arriba), dándole más estabilidad al conjunto.
  • Pendiente: otras solución es darle sencillamente a nuestra pequeña colina una pendiente menor de 30º, en nuestro caso particular hay un camino cerca y no queremos taparlo, así no es una opción demasiado buena allí donde esté la carretera, pero sí se podría hacer donde no, la variación de pendientes podría dar un aspecto más natural a toda la casa hobbit, aunque puede dar problemas a la hora de diseñar puertas y ventanas.

Fase 5: Detalles

¿Puedo hablar un momentito sobre la puerta redonda? Tengo algunos sentimientos respecto a la puerta redonda.

Puerta hobbit del mal

¿Veis como al ser una curva la puerta deja salientes en los costados? ¿Sabéis qué va a hacer mi culo despistado con una puerta así? Caerse veinte veces al día, eso va a hacer.

Durante mucho tiempo pensé en hacer una puerta normal, que Tolkien me perdone, entonces vi una puerta en los diseños de la película con esta forma:

Y vi mi solución, sería hacer la parte central de la puerta normal, es decir, rectangular como la que tenemos en nuestras aburridas casas humanas (unque reducido un 64’5% los riesgos de ostiarse), los lados siguen dando la tradicional forma redonda, y además tienen ventanas, por lo que entra mucha luz (y puedes ver si han venido a visitarte amigos o familiares gorrones).

Ya está. Ya tenemos nuestra casa hobbit, casi como Tolkien las describió. Ahora solo queda llenar de flores nuestro jardín y todo listo.

Casa hobbit
Las escalas en estos dibujos mantienen un constante patrón de incongruencia

¡Deja un comentario!