Cómo hacer una casa hobbit – Parte 3

[Haced click aquí para ver las entradas interiores (: ]

Fase 4: Tierras

Aquí es donde nuestra casa hobbit se convierte de verdad en un agujero bajo el suelo. Echaremos tierras todo por encima de nuestra construcción, a saco.

La base puede ser la propia piedra que arrancamos con el saneamiento, de hecho, es mejor para el medio que sea al menos de un tipo parecido para el crecimiento de las plantas autóctonas, en nuestro caso he mencionado antes que es  piedra caliza. La base pude ser de unos 20-30 cm, el espesor tendrá que considerarse en los cálculos que se hagan sobre pendientes, el grosor y forma de la piedra que usemos de base será importante para calcular el drenaje y la sustentación del conjunto.

La tierra orgánica también puede ser perfectamente la que quitamos al principio de la zona, la cantidad a echar dependerá de lo que queramos plantar encima y lo que nos apetezca gastar (¿he dicho ya lo cara que es la tierra orgánica?). En general, con unos 20 cm puede ser suficiente para herbáceas y arbustillos.

De todas formas, aunque un inmenso roble sobre nuestra pequeña colina sería ideal, no es buena idea plantar uno, no importa cuánta tierra echéis encima, los robles tienden a tener una raíz principal enorme (considerar, casi lo mismo que crece por arriba crece por abajo) y hay riesgo de que con el tiempo reviente nuestra casa hobbit. Puede haber hasta corrimientos de tierra, si hay mucho viento en la zona y nuestro árbol no ancla bien al terreno.

Hablando de corrimientos de tierras, vamos a sacar este dibujo de la entrada anterior…

Como podéis ver en el dibujo, nuestra casa hobbit tiene una importante pendiente en sus paredes exteriores. Siendo que vamos a echar tierras sueltas, a ojo de buen cubero, cualquier inclinación mayor de 35º con tierra suelta es inestable (depende del tipo de tierra y otros factores, pero cálculos precisos los dejaré para cuando me toque la lotería y me pueda hacer mi casa hobbit de verdad) y de más de 1’5 metros de altura es, además, muy peligroso.

Como he dicho antes, el territorio donde está ubicado este agujero hobbit es muy húmedo, así que también corremos el riesgo de que la lluvia arrastre nuestra preciada tierra orgánica antes de que nuestro jardín crezca lo suficiente como para sujetar la tierra, así que aquí tenemos varias opciones, podemos quedarnos con una o con todas: Seguir leyendo «Cómo hacer una casa hobbit – Parte 3»

Cómo hacer una casa hobbit – Parte 2

Continuación de mi tutorial más extraño hasta la fecha 🙂

 

Fase 2: Construcción Exterior

En realidad, antes de la construcción es necesario un período de estudio del terreno y diseño, pero, a efectos prácticos para esta entrada, vamos a ponernos a construir (cof) de una vez y ya veremos lo que pasa por el camino.

Movimientos de tierras

Antes de plantar la casa hobbit sobre el terreno, vamos a sanearlo, esto quiere decir, vamos a preparar el terreno para poder construir encima de él sin problemas, en este caso, realizaremos dos pasos principales:

  • Quitar cobertura orgánica.
  • Aplanar el terreno.
Los aprox. son muy elásticos en estas entradas

Dependiendo de lo degradado o no que esté el terreno, la cubierta de tierra orgánica puede ser de unos centímetros a varios metros. Esta se quita y se guarda, porque la tierra orgánica es muy cara y la vamos a usar después.

También se intentará dejar el terreno todo lo horizontal (y vertical) que podamos, para encajar mejor nuestra casa en el suelo, esto quiere decir, limpiarlo de roca suelta y quitar cualquier otro resalte de roca dura, esto se puede hacer con un martillo neumático o media docena de enanos de las Montañas Azules con pico y pala. Seguir leyendo «Cómo hacer una casa hobbit – Parte 2»

Cómo hacer una casa hobbit – Parte 1

En esta serie de entradas describiré cómo hacer una casa hobbit, no una a escala, no un dibujo, si no un agujero hobbit donde se podría vivir. Lo cual se convertirá en el tutorial más extraño que voy a hacer en mi vida (supongo yo, vamos).

¿Y por qué un tutorial así?

Porque sí 😛

La verdad es que esta es una de esas tonterías en las que me entretengo pensando a veces, los agujeros hobbits representan un ideal romántico y bucólico de la unión entre naturaleza y humanos (y no humanos), y a casi todos los frikis nos gustaría uno para nosotros, porque somos hobbits de corazón (algunos, a otros les molan más los elfos, pero esos viven en árboles, como los monos, su opinión no me interesa :twisted:).

Así que, entando en materia, ¿cómo se podría hacer una casa hobbit? Pues yo tengo algunas ideas, de hecho, cuando me tocó hacer mi proyecto de fin de carrera, dudé mucho entre la casa hobbit y la restauración de una cantera, al final me decidí por lo último porque preferí algo más simple y prosaico (tenía ganas de acabar la carrera de una puñetera vez, ¿de acuerdo?), pero tengo algunas notas que me parecieron interesantes e igual a alguien ahí fuera también, así que voy a compartirlas con el mundo.

Voy a advertir que lo que presento es un concepto simple basado en una situación inexistente, no lo uséis para hacer una casa de verdad, llamad a profesionales para eso (puede que sea una advertencia chorra, porsiacas solo, hay mucho loco suelto).

También voy a informaros que casas subterráneas o semi-subterráneas no son tampoco nada nuevo, hay hasta libros sobre el tema, si os interesa investigar más.

Consideraciones Previas

‹‹En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. ››

Aunque las Sagradas Escrituras de Tolkien parecen implicar que los hobbits construían sus hogares agujereando la tierra, a la hora de adaptar las casas hobbits a los modelos mundanos de construcción, creo que hay alternativas mejores, porque:

  • Agujerear la tierra es muy caro, especialmente si el terreno es duro. En este concepto imaginario me voy a basar en el terreno que me rodea ahora mismo, está lleno de roca caliza y es dura de narices (tiene mucho cuarzo).
  • No es excesivamente ecológico, sería necesario hacer una evaluación de impacto ambiental con las alternativas, pero, en general, agujerar la tierra suele tener un impacto bastante fuerte.

Mi alternativa entonces no es hacer un agujero hobbit en el suelo, si no sobre el suelo; es decir, elegimos el terreno en el que lo queremos nuestra casa, hacemos nuestra casa sobre ella y luego la cubrimos de tierra. Simple. Ventajas de esto:

  • Potencialmente más barato.
  • Mediante esta alternativa se pueden recuperar terrenos dañados, reutilizarlos como hogares y revegetarlos (esta hubiera sido mi plan para mi PFC).

Claramente esta alternativa tiene sus problemas, pero es con la que me voy a quedar porque es el concepto con el que empecé a dar vueltas en su momento y la que voy a usar para desarrollar esta idea, que Tolkien me perdone por no seguir su Canon (rezaré cinco Baladas de Leithian por mi herejía). Seguir leyendo «Cómo hacer una casa hobbit – Parte 1»