#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación GÜINARRR y Capítulo 03

Ganadora del NaNoWriMo 2014 8D
Ganadora del NaNoWriMo 2014 8D

[Como podéis ver he cumplido con las 50.000 palabras este año, en total unas 54k, la historia se encuentra a medias, cerca del final pero con detalles con pulir, si los astros se alinean intentaré tenerla terminada para antes de exámenes, aunque sigo sin decidirme qué hacer con esta historia, supongo que añadirla a la lista de proyectos =P

Para celebrar la victoria, subo otro capítulo y a no ser que haya una avalancha de demandas exigiendo más, creo que va a ser el último que voy a subir (capítulos previos, por aquí), tengo más proyectos que ir subiendo (sí, he terminado la primera corrección de Las Montañas de Sangre, pronto más información 8D)]

Brujas: Iniciación

Capítulo 03

Gato Panzarriba podía estar en el centro, pero el lugar era tan minúsculo, tétrico y oscuro que podía haber pasado cien veces por delante y sin tener la más mínima intención de entrar.

En el exterior de la tienda había una mesa con libros usados que vendía más barato que el papel que podían darle para reciclar, por dentro no se veía mucho mejor. Todo eran libros viejos apilados de mala manera en estanterías y esquinas, la iluminación dependía de lo que le llegaba de la calle, más que del par de lámparas medio fundidas que colgaban del techo.

El único cliente cuando Mabel entró era un anciano calvo y arrugado mirando un par de libros, se decidió por uno y echó unas monedas sobre el mostrador.

―Te lo dejo aquí, Dima―dijo, antes de marcharse mientras ojeaba su nuevo libro.

―Bien―respondió una voz sin cuerpo que salía de alguna parte entre las pilas de libros.

Mabel se movió inquieta. Había bajado al centro a comprar el material para clase y, ya que estaba allí, quizá aprender más sobre aquel asunto de ser una bruja. Aunque una parte de ella quería olvidarse de todo, volver a casa y fingir que no había ocurrido absolutamente ningún suceso extraño en su vida en las últimas semanas.

Carraspeó y habló.

―¿Hola?

Vio una cabeza asomar lentamente tras un grueso tomo de una enciclopedia de animales con manchas de humedad. Pertenecía a una mujer mayor, alrededor de la treintena [“mayor”, BITCH], con un espeso pelo negro rizado mal sujeto fuera de su cara con una diadema, portaba un grueso par de gafas de pasta púrpuras sobre una nariz aguileña.

―¿Sí?

―Ah… ayer «vino» a verme una tal Maura y…

―¿Eres la nueva?

―¿Nueva? Sí, supongo. Me llamo Mabel… ¿eres Dima?

―Sí, ahora voy…

La cabeza desapareció y reapareció de nuevo, la mujer salió entre las pilas sacudiéndose el polvo de la ropa. Era bastante bajita y algo regordeta, llevaba un largo pañuelo de colores al cuello y bajo el mismo asomaba una especie de péndulo de cuarzo con decoraciones en plata.

Dima la miró de arriba abajo, su mirada era un cruce entre bibliotecaria estresada y profesora irritable. Seguir leyendo “#NaNoWriMo 2014 Brujas: Iniciación GÜINARRR y Capítulo 03”

VICTORIA NANOWRIMO 2013 y más capítulos

¿Sabéis quién acaba de superar el reto del NaNoWriMo? YOP 😀

O MAI GAD! AIMA GÜINAH!! 8D
O MAI GAD! AIMA GÜINAH!! 8D

En realidad llegué a las 50.000 palabras la semana pasada (y acabé la novela =P), pero hasta hoy no he podido validar. Para celebrarlo voy a subir un par de capítulos más, aunque serán los últimos (de momento). Espero que los disfrutéis 🙂

 

Los Reinos Solares

La Mujer Serpiente

Al levantarse de nuevo, se adentraron por una zona con una vegetación aún más abundante. Los destellos de las paredes comenzaron a transformarse en grandes cristales, como los que había en las grutas cuando vivía con los Ancianos, lo que le trajo algunos dolorosos recuerdos.

‹‹¿Todo lo que ha existido está aquí? ¿Pueden estar los Ancianos aún en algún lugar? ¿Podría regresar con mi familia?›› se preguntaba al mirar a su alrededor.

El el Entremundo hacía más calor del que esperaba. Había guardado su gorro en la bolsa, se había abierto la pelliza y hasta ésta estaba considerando quitarse, aunque no quería llevarla en brazos y temía dejarla y que pudiera serle de utilidad en adelante.

Poco después de ponerse a caminar de nuevo, llegaron a una enorme sala abierta, tan grande que podía sentir viento y humedad en el techo. Había plantas creciendo en todas direcciones, algunas eran de un verde increíblemente intenso, pero muchas tenían colores disparatados, hojas violetas, azules y magenta. Los cristales que salían de las paredes irradiaban luz casi como si fuera de día. Era un lugar extraño, pero muy hermoso. Seguir leyendo “VICTORIA NANOWRIMO 2013 y más capítulos”

NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 02

[ALE, OTRA ENTRADA DE MI FANTÁSTICO NANOWRIMO. DECIDME SI OS PARECE QUE LOS NOMBRES Y LA GEOGRAFÍA SON CONFUSOS]

Los Reinos Solares

2. Observando el Brumal

Sin atender a la insegura posición de la peña, Erëyre se sentó en lo alto y contempló con irritación toda la extensión de territorio al norte de las montañas, cubierta por un espeso manto blanco.

Frunció en ceño y fijó sus ojos en la niebla, como si sus poderes incluyeran ser capaz de levantarla a su voluntad. Lamentablemente, no lo era, sus ojos de diferentes colores solo podían ver cosas que nadie más veía, el ojo azul a los aris, el ojo rojo a los avhar; pero no hacían nada en especial, nada útil.

Aquel día cumplía catorce años, según las cuentas de los Caminantes, era el momento en que dejaba la Segunda Niñez y entraba en la edad de Maduración. Su madre le quitaría los pompones azules y verdes de su gorro de piel y le daría cuentas de vidrio y flecos de colores, para coser a sus ropas. Su padre le regalaría pieles nuevas. Y puede que Sal también le hiciera algún regalo.

Le gustaba Sal, le gustaría que la entrenasen como Guía y seguir sus pasos, ser una ayuda a su pueblo, pero los Ancianos insistían que tenían otros planes para ella, solo que no se los dirían hasta que no pasase la ceremonia de Maduración.

Daba igual, Erëyre ya sabía cuáles eran, porque los Ancianos hablaban en sueños como poseídos por avhares y no había nada de lo que ella no se enterara en el refugio. Querían convertirla en una sirviente de la Reina, como ellos, y enviarla como mediadora a la guerra y detenerla, si era posible.

Era una esperanza encantadora, pero sabía que entrenarla adecuadamente llevaría decenios, por ello los Ancianos eran Ancianos, porque los misterios de la magia del Entremundo eran demasiado complejos.

No quería pasarse decenios allí. Que se buscasen a otro ahë. La guerra no le interesaba, la paz no le preocupaba, prefería que los Caminantes venciesen de todas formas, y que los Hechiceros desaparecieran. Lo que quería era vivir con su familia y ayudar a su pueblo como Guía. Seguir leyendo “NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 02”

NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 01

[BUENO, ALLÁ VAMOS, PRIMERA ENTRADA DE MI NANO DE ESTE AÑO. LAS IRÉ SUBIENDO DE VEZ EN CUANDO, NO CREO QUE LO SUBA TODO AUNQUE TERMINE, PORQUE PREFIERO TRABAJAR EN ELLO ENTRE BAMBALINAS. PERO ESPERO QUE OS GUSTE LO QUE VOY ESCRIBIENDO. EN FUTURAS ENTRADAS QUIZÁ SUBA ALGÚN MAPILLA EXPLICATIVO Y NO SÉ SI MÚSICA, ESTE AÑO LA PLAYLIST ESTÁ UN POCO POR TODAS PARTES XD.]

Los Reinos Solares

1. Nace un bebé

Aquel era un día de buenos augurios, observó Sal, el cielo estaba despejado y el Sol Cálido hacía honor a su nombre, incluso en aquella esquina fría del mundo, y calentaba la tierra a su alrededor. Las nieblas de Brumal eran finas y el río estaba lleno de peces.

Era un buen día para que naciera un bebé en el poblado. Llevaba varias horas cerca de la tienda de la Matrona, como Guía intentaba que no se viera su nerviosismo, pero todos los partos eran peligrosos y aquel momento tanto podía ser una gran alegría para sus gentes como una gran tragedia.

El resto del poblado se movía para preparar una gran comida de bienvenida para el bebé, todos ponían algo, incluso si nacía en el más frío invierno, cuando apenas quedaba que llevarse a la boca, en el Pueblo del Muro lo daban todo por celebrar un nuevo miembro entre ellos.

Sal se acercó con disimulo a la tienda de la Matrona, intentando oír algo, pero apenas sentía murmullos detrás de las gruesas pieles. Dentro solo estaba la parturienta, su pareja, la matrona y una auxiliar, si las cosas se complicaban podrían llamar a Sal, así que a nadie le importaba que se paseara cerca de la tienda.

Noyëre y Vencejo eran una pareja joven y sana, sería el primer bebé de ambos y tenían esperanzas de que trajeran muchos más. La mujer llevaba de parto desde el día anterior, aunque la Matrona le había ordenado seguir andando y trabajando en labores suaves hasta que sintiera que se rompía por la mitad, luego la llevó a su tienda.

Sal ni se quería imaginar qué podía sentirse. Había nacido parte hombre y parte mujer, aquellos asuntos no deberían preocuparle, pero, como Guía, había tenido que enfrentarse a ellos en demasiadas ocasiones, sabía con certeza que no siempre el dolor valía la pena.

El día rebosaba de buenos augurios, así que tenía esperanzas de que todo fuera bien aquella vez.

Fue a alejarse de la tienda, cuando súbitamente un agudo llanto salió con fuerza de su interior. Saltó y regresó de nuevo junto a las gruesas pieles. Estaba prohibido que nadie abriera la puerta de la tienda en aquellas circunstancias sin permiso de la Matrona, así que esperó con la ansiedad gravada en el rostro, abandonado completamente el estoicismo que su posición reclamaba.

Vio a la Matrona, Avutarda, levantar una esquina de su puerta.

―Pasa…

Sal no podía verla bien entre las sombras del interior, pero hubo algo tenso en aquella voz.

Se agachó y entró, esperando unos instantes a que sus ojos se adaptaran a la luz. Tras un pequeño y estrecho pasillo, se levantaba de nuevo la tienda, una estructura circular hecha de piedra y gruesas pieles de bisonte y uruen. La tienda de la Matrona era mayor que la suya propia, precisamente para poder cuidar con comodidad a gente enferma y parturientas.

En ese momento, al ver a la pareja, se le heló la sangre. La mujer parecía tan sana como podía dado por lo que acababa de pasar, pero Noyëre y Vencejo lloraban abrazados, y no era de alegría.

Miró con preocupación a Avutarda.

―¿Le pasa algo al bebé?

―Tendrás que verlo tú… Seguir leyendo “NaNoWrimo 2013: Los Reinos Solares 01”

Mi NaNo de 2012: Las Montañas de Sangre

Voy a hacer una entrada explicando lo que ocurre con esta novela: voy por las 200.000 palabras y aún me queda el capítulo final y, puede, un prólogo (si tengo ganas).

Ya he mencionado antes que me gustaría terminarla antes de este NaNoWriMo, la verdad es que me parece que no va a ser posible, aunque lo que me queda es trabajo de un par de tardes, la verdad. Quizá lo termine en los momentos en los que se me atragante el NaNo de este año, como distracción o algo así (qué es mi vida).

En realidad no sé cómo se me ha alargado tanto la historia, ni sé qué voy a hacer cuando me decida a revisarla, porque creo que va a necesitar muchas severas revisiones, probablemente eliminando cachos enteros de historia, cuando la termine y la deje reposar estudiaré cuáles. Otra idea que se me ha ocurrido es hacer dos libros separados como una bilogía… binomio… bicefalia… (sí, creo que es bilogía, pero Mostruo Bicéfalo también mola como nombre). Igual separando la historia en dos libros puedo replantearla y organizarla mejor, quizá dedicando un libro a un aspecto de la historia y el otro a otra, aunque no encaja mucho con el argumento, pero ya veré cuando haga la primera revisión.

Básicamente, esta es mi actualización sobre el tema, por los que andaban con curiosidad. Cuando lo termine y haga un par de revisiones igual pido voluntarios para que echen un vistazo al bicho y me den su opinión honesta y de buena fé, intentaré que para entonces solo tenga 199.995 palabras o así xD

Cómo hacer una casa hobbit – Parte 2

Continuación de mi tutorial más extraño hasta la fecha 🙂

 

Fase 2: Construcción Exterior

En realidad, antes de la construcción es necesario un período de estudio del terreno y diseño, pero, a efectos prácticos para esta entrada, vamos a ponernos a construir (cof) de una vez y ya veremos lo que pasa por el camino.

Movimientos de tierras

Antes de plantar la casa hobbit sobre el terreno, vamos a sanearlo, esto quiere decir, vamos a preparar el terreno para poder construir encima de él sin problemas, en este caso, realizaremos dos pasos principales:

  • Quitar cobertura orgánica.
  • Aplanar el terreno.
Los aprox. son muy elásticos en estas entradas

Dependiendo de lo degradado o no que esté el terreno, la cubierta de tierra orgánica puede ser de unos centímetros a varios metros. Esta se quita y se guarda, porque la tierra orgánica es muy cara y la vamos a usar después.

También se intentará dejar el terreno todo lo horizontal (y vertical) que podamos, para encajar mejor nuestra casa en el suelo, esto quiere decir, limpiarlo de roca suelta y quitar cualquier otro resalte de roca dura, esto se puede hacer con un martillo neumático o media docena de enanos de las Montañas Azules con pico y pala. Seguir leyendo “Cómo hacer una casa hobbit – Parte 2”

Cómo hacer una casa hobbit – Parte 1

En esta serie de entradas describiré cómo hacer una casa hobbit, no una a escala, no un dibujo, si no un agujero hobbit donde se podría vivir. Lo cual se convertirá en el tutorial más extraño que voy a hacer en mi vida (supongo yo, vamos).

¿Y por qué un tutorial así?

Porque sí 😛

La verdad es que esta es una de esas tonterías en las que me entretengo pensando a veces, los agujeros hobbits representan un ideal romántico y bucólico de la unión entre naturaleza y humanos (y no humanos), y a casi todos los frikis nos gustaría uno para nosotros, porque somos hobbits de corazón (algunos, a otros les molan más los elfos, pero esos viven en árboles, como los monos, su opinión no me interesa :twisted:).

Así que, entando en materia, ¿cómo se podría hacer una casa hobbit? Pues yo tengo algunas ideas, de hecho, cuando me tocó hacer mi proyecto de fin de carrera, dudé mucho entre la casa hobbit y la restauración de una cantera, al final me decidí por lo último porque preferí algo más simple y prosaico (tenía ganas de acabar la carrera de una puñetera vez, ¿de acuerdo?), pero tengo algunas notas que me parecieron interesantes e igual a alguien ahí fuera también, así que voy a compartirlas con el mundo.

Voy a advertir que lo que presento es un concepto simple basado en una situación inexistente, no lo uséis para hacer una casa de verdad, llamad a profesionales para eso (puede que sea una advertencia chorra, porsiacas solo, hay mucho loco suelto).

También voy a informaros que casas subterráneas o semi-subterráneas no son tampoco nada nuevo, hay hasta libros sobre el tema, si os interesa investigar más.

Consideraciones Previas

‹‹En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. ››

Aunque las Sagradas Escrituras de Tolkien parecen implicar que los hobbits construían sus hogares agujereando la tierra, a la hora de adaptar las casas hobbits a los modelos mundanos de construcción, creo que hay alternativas mejores, porque:

  • Agujerear la tierra es muy caro, especialmente si el terreno es duro. En este concepto imaginario me voy a basar en el terreno que me rodea ahora mismo, está lleno de roca caliza y es dura de narices (tiene mucho cuarzo).
  • No es excesivamente ecológico, sería necesario hacer una evaluación de impacto ambiental con las alternativas, pero, en general, agujerar la tierra suele tener un impacto bastante fuerte.

Mi alternativa entonces no es hacer un agujero hobbit en el suelo, si no sobre el suelo; es decir, elegimos el terreno en el que lo queremos nuestra casa, hacemos nuestra casa sobre ella y luego la cubrimos de tierra. Simple. Ventajas de esto:

  • Potencialmente más barato.
  • Mediante esta alternativa se pueden recuperar terrenos dañados, reutilizarlos como hogares y revegetarlos (esta hubiera sido mi plan para mi PFC).

Claramente esta alternativa tiene sus problemas, pero es con la que me voy a quedar porque es el concepto con el que empecé a dar vueltas en su momento y la que voy a usar para desarrollar esta idea, que Tolkien me perdone por no seguir su Canon (rezaré cinco Baladas de Leithian por mi herejía). Seguir leyendo “Cómo hacer una casa hobbit – Parte 1”