Buscar un título para una novela

Voy a compartir con vosotros una estupenda exclusiva que quedará señalada en los anales de la literatura universal, en unos años podréis hablarles a vuestros nietos o sobrino-nietos o gatos que estuvisteis allí, en el inicio, cuando todo empezó… Y, es que, prontamente (año arriba o abajo) pienso autopublicar una de mis novelas. Otra vez, más o menos.

Para los que se han pasado por este blog desde que los dinosaurios dominaban la tierra, sabréis que uno de los NaNos que hice (el primero), no solo lo conseguí terminar, si no que quedó una historia que no estaba del todo mal. Después de varias revisiones, correcciones e, incluso, de haber intentado moverlo en alguna editorial (insertar risas de lata aquí), he decidido que me apetece autopublicarlo, creo que es una buena idea para ir catando las aguas de este extraño mundillo. Ya estuvo publicado hace un tiempo como un pdf que se podía descargar en este mismo blog (ya lo quité), pero en esta ocasión voy a intentar trabajarlo un poco más y hacer una publicación en e-book un poco más seria (quizá también lo haga disponible en papel aprovechando estas empresas de impresión por demanda, ya veremos).

Como muchos otros asuntos que termino escribiendo en este blog, me pareció buena idea compartir parte del proceso de hacer una publicación amateur por si alguien ahí fuera quiere aprender de mis errores. O reírse. O las dos cosas.

El primer problema sobre el que me estoy comiendo la cabeza parece un tanto absurdo y superficial: el título. Pero me he estado informando un poco y el tema tiene más miga de la que parece.

Cuando le puse inicialmente título elegí uno sosiño: «Sueños y Ruinas», porque no me apetecía quemarme mucho la cabeza ya que solo era para un primer intento al NaNoWriMo. Este título hacía referencia a algunos elementos que aparecen en la historia, pero son elementos que no llaman demasiado la atención, son muy generales y no dicen nada de la historia, se me hicieron aburridos desde el principio y, cuando publiqué la primera revisión, decidí cambiarlo.

«El Paraíso Hundido» al principio me gustó más, hacía alusión al lugar donde se desarrolla la trama, una isla que habita en una especie de dimensión alternativa y que se embebe un poco en el mito de la Atlántida (en un versión muy mi generis). Con el tiempo, no sé si por el uso o por que el sentido común me alcanza tarde, he terminado por sentir cierta aversión hacia este título. La historia es de fantasía, pero el título no parece implicarlo necesariamente, ni dice nada realmente sobre la historia y poco sobre las temáticas que aparecen en la misma.

Para esta nueva etapa, pensé ponerle el título de «Melia», el nombre de la protagonista, porque en caso de duda y falta de ingenio pon el nombre del prota y fuera. Además, me gusta ese nombre, es sencillo y asumo que fácil de recordar, lo que es un extra. «Melia», además, no es un nombre común, lo que tiene un pro y un contra:

  • Pro: al no ser común, llama la atención, lo que es bueno para que le gente se fije en la novela.
  • Contra: al no ser común, pierde importancia, la cabeza del potencial lector no encuentra referencias que le informe sobre de qué puede tratar la historia. Melia me gustó porque hacía referencia a ninfas griegas hijas del Océano (una melíade), lo que me pareció interesante para el contexto de la historia, pero este detalle no salta a la vista, así que no resulta atractivo en este sentido.

En un intenso momento de frustración literaria (también conocida como «a la porra todo»), garabateé nombres chorras y me quedé con uno: «Melia y la Isla de los Monstruos». Y tengo que decir que este es el título que más me convence actualmente. Al principio me sonaba a película mala (de hecho, lo es) o a libro de cuentos infantiles (Teo en la Isla de las Piruletas), pero cuántas más vueltas le he estado dando más me convencía, por estas razones:

  • Hay pocas dudas de que estamos tratando de una historia de fantasía.
  • Admitidlo, llama la atención y probablemente pique la curiosidad de algunas personas.
  • El término «monstruo» se ha usado por pedantes y modernos a lo largo de la historia con dobles sentidos, en este caso el nombre también alude a parte de la temática que aparece en la historia: ¿Qué es un monstruo? Porque para pedante, yo.
  • Incluir el nombre de Melia creo que también deja claro de qué trata la historia. Es sobre alguien llamada «Melia» y está en una isla, donde hay monstruos. Igual esto puede ser un problema para quien guste de mensajes más enrevesados y abstractos en los títulos, pero como no encuentro ninguno que se pueda entender, prefiero optar por lo sencillo.

Los contras son:

  • Largo. Puede ser un tema de gustos, pero yo suelo preferir títulos cortos (3 palabras máximo), y este no lo es.
  • Suena un tanto infantil, como ya he dicho antes.

Así que pensándolo un poco más en serio, busqué un nombre nuevo, alrededor del concepto de «monstruo» que me gustaba del anterior título, y se me ocurrió «La Reina de los Monstruos». De momento, este es el nombre que más me gusta, el título es un guiño a una frase medio en broma que aparece en el libro, también es una referencia a un personaje, que aunque no aparece exactamente en la historia, creo que la impregna y le da sentido.

Los únicos inconvenientes que veo a «La Reina de los Monstruos» actualmente, es que puede que a algunos les haga pensar en un libro de Anne Rice (o a Lady Gaga); no es que sea algo muy grave, y probablemente esté siendo chiquismiquis, así que por eso este es el título que me tiene más satisfecha.

Esta es la posición en la que estoy ahora, donde, para conseguir atraer la atención de la gente y que lea mi historia con el nombre, creo que estas prioridades son importantes:

  • El título deje relativamente claro a qué género y, a poder ser, cierta temática, para atraer un público adecuado.
  • El título debe llamar la atención, esto atrae más potenciales lectores.
  • El título debe ser fácil de recordar, por si alguien intenta dar con ello en un buscador, o en una librería.
  • El título tiene que hacer referencia a la historia, sin ser demasiado obvio, para que genere interés en leer el libro; ni demasiado oscuro, para que sea atractivo.

¿Qué os parece?, ¿créeis que tengo razón o que sería conveniente buscar otro nombre?

 

4 comentarios en “Buscar un título para una novela

  1. Siempre he encontrado que poner un título es la cosa más complicada que existe, una porquería, vamos.

    A mí me gustan El paraído hundido y el de La reina de los monstruos (aunque no recuerdo muy bien si hay reinas o qué :S).

    El de Melia y la isla de los monstruos me recuerda a Harry Potter y… XDDD De hecho, lo de poner el nombre propio en el título con un subtítulo nunca me gustó demasiado, pero igual es eso, cuestión de gustos ^^u

    Bueno, muchos ánimos y más suerte aún con esta publicación, espero que vayas contando conforme avance el tema ^^

    1. Mira yo, respondiendo rauda y veloz dos meses después XP
      Pues yo he encontrado algo peor que poner el título, ponerme un nombre xD. Hasta le he preguntado a mi madre qué nombre debería usar y me ha empezado a hablar de los apellidos de mi bisabuela xDDDD
      Y gracias por los ánimos, sigo trabajando en ello en el bakstaje, aunque iré subiendo más entradas por aquí pronto.

¡Deja un comentario!